Sociedad

Jóvenes autistas triunfan en trabajos tecnológicos

La búsqueda laboral es difícil tanto para quienes se gradúan del colegio como para quienes lo hacen de la universidad, pero más aún lo es para los jóvenes que sufren de autismo. A pesar de los obstáculos a los que se enfrentan al encontrar trabajo, hay un lugar ideal para ellos: la industria tecnológica. Y varios casos demuestran que sobresalen en ese campo.

buendiario-trabajo para jóvenes autistas

Amelia Schabel terminó la secundaria hace cinco años y, por sus buenas notas, entró a una buena universidad. Pero se estresaba demasiado. Menos de un mes después, ella estaba de vuelta en su casa, con nada que hacer. “La universidad no era para mí”, comenta Amelia.

Shabel sufre de Asperger, trastorno que es considerado de “alto funcionamiento” dentro del espectro del autismo. Según estudios y análisis provenientes de los Centros de Control y Prevención de las Enfermedadades, en Estados Unidos uno de cada 88 niños tiene algún tipo de desorden autista. Para ellos, la interacción social es muy difícil.

“Puedo mirar a alguien a los ojos y hablarles”, dice, “pero si alguien me trata de un modo que no siento que me mereza, reacciono muy mal. Puede que me vaya, que no les hable, que solo los mire.”

Aún si los síntomas y su severidad varían ampliamente, la mayoría de jóvenes autistas no llegan a la universidad ni reciben propuestas laborales. Sin embaro, Gary Moore y Dan Selic crearon la nonPareil Institute, en la ciudad de Piano, Texas, cuyo fin es ayudar a jóvenes autistas a conseguir trabajo. Es una combinación entre programa de entrenamiento y compañía de software destinado a muchachos y muchachas que sufren algún tipo de autismo. El entrenamiento incluye programación de software, diseño digital, modelado en 3D, artes visuales, entre otras cosas.

Moore, cuyo hijo es autista, cuenta que solía preocuparse por las noches pensando qué sería de la vida de su hijo. “Andrew no puede atarse los cordones ni abrocharse el cinturón, pero maneja la tecnología como nadie”, cuenta, soprendido. “Es un nativo tecnológico”.

Patricia Evans, neuróloga de un centro de atención médica a niños en Dallas, considera que los autistas que se encuentran en el lado de alto funcionamiento del espectro tienen una gran capacidad para concentrarse en la tarea. “Son perfectos para tareas de ingeniería o diseño con computadoras, mientras que su interacción social es limitada”.

Alliance Data, de Texas, ha empezado a contratar a gente con discapacidades intelectuales. “Es un mercado laboral virgen”, comenta Jim Pierce, vicepresidente de la compañía. “Uno de los tipos a los que contratamos tiene una productividad tres veces mayor que el tipo que cumplía su tarea antes, y que no sufría de discapacidades cognitivas. Su tasa de error es del 2 por ciento, o sea que es 98 por ciento preciso. Es un trabajador fenomenal”, concluye Pierce.

NonPareil tiene cada vez más demanda de jóvenes autistas en Texas, y pronto llegarán los pedidos de Silicon Valley.

Visto en NPR

2 comentarios en “Jóvenes autistas triunfan en trabajos tecnológicos”

  1. Anónimo dice:

    Me gustaría saber mas de colegios para siñor con autismo

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Buenas noticias relacionadas