¡WOW!

Jen O’Shea gira su pierna… ¡180 grados!

El tratamiento contra el cáncer le dio a Jen O’Shea un talento muy especial, casi un superpoder: la mujer, oriunda de Toronto, puede girar su pierna 180 grados, hasta que su planta del pie queda mirando el techo. ¡Wow!

 

 

En 2010, a O’Shea le diagnosticaron un sarcoma de Ewing, una forma poco habitual de cáncer de huesos, motivo por el cual debió operarse en 2011. Los doctores le quitaron el lado derecho de su pelvis, sin reemplazarla por nada, lo cual implicó un largo tratamiento para recuperar sus habilidades motrices. Sin embargo, lo mejor que le pasó a la joven de 28 años a causa de su enfermedad fue descubrir una nueva y extraña habilidad.

“Levanté mi pierna despacito y, en ese momento, yo me asusté, mi compañero de trabajo se asustó y un tipo que vino a ver qué pasaba se asustó”, comenta la joven, recordando el primer momento en que vio que su pierna podría girarse completamente, de forma antinatural.

O’Shea dice que su “habilidad” no le duele para nada y que ni siquiera siente la torsión. “Mi madre se oponía a que yo hiciera mi gracia, le preocupaba que yo arruinara lo que arregló mi operación”, explica la mujer de Toronto. Pero resultó que su médica no sólo no se mostró en contra del hallazgo, sino que se mostró perpleja. “Mi fisioterapeuta opina que está buenísimo, está fascinada”.

Jen mantuvo su talento en secreto, salvo por amigos, familiares y médicos. Pero el show de Ellen Degeneres, “Here’s My Talent”, impulsó a la joven a revelar su habilidad. Ella misma se grabó doblando su rodilla y, a su vez, las reacciones de diferentes personas a esa acción. “¡Qué asco!”, dice una chica en el video. “¿Qué carajo…?”, exclama un caballero mayor, antes de hacerle cosquillas al pie de la mujer. El video ya alcanzó estatus viral, con más 380.000 vistas.

Ahora Jen continúa haciendo videos de su recuperación, en parte para informar a sus padres, que viven en otra parte de Canadá, y en parte para inspirar a gente que se encuentra en una situación similar a tomárselo de buena manera y hasta con cierto humor. “No encontré documentación sobre hemipelvectomía interna derecha, así que se me ocurrió que sería genial poder ayudar a una o dos personas que tengan que atravesar esto en el futuro”, cuenta Jen. “Recibí mensajes agradeciéndome, otros pacientes que sienten que mi caso les da esperanzas”.

Visto en Huffington Post Canada

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Buenas noticias relacionadas