Mundo

Jamaica se reinventa y crece gracias a comercio marítimo

El país conocido por el reggae y la marihuana decidió ponerse serio: bajó sus tazas de criminalidad y eligió ir más allá de la agricultura. Ahora prepara un ambicioso plan para convertirse en el puerto de referencia del Caribe.

 

Buendiario-jamaica-crece-puerto-maritimo-2

El puerto de Kingston, esperanza de toda una nación.

 

Kingston, la capital de Jamaica, está casi exactamente a la misma distancia de Miami (donde llegan más de la mitad de las exportaciones latinoamericanas) y del Canal de Panamá, la principal vía de conexión entre los dos océanos más grandes del mundo, y por donde pasa el 3% del comercio marítimo mundial. Es una ubicación privilegiada, que la isla ya supo aprovechar en el siglo XVII, cuando Port Royal llegó a ser el puerto inglés más importante del hemisferio Occidental. Ahora, la idea es volver a ser un punto de referencia en el mapa del comercio internacional, gracias a la Iniciativa Centro de Logística de Jamaica (LHI).

El plan incluye mejorar y expandir los servicios portuarios, un dique seco, un centro de logística, un nuevo aeropuerto de carga, instalaciones de almacenamiento y para industria ligera en zonas económicas especiales. Todo conectado mediante un sistema de vías y ferrovías. “Mi visión es que Jamaica puede construir una nueva economía a partir de esta plataforma”, dijo el ministro de Inversión, Industria y Comercio, Anthony Hylton, al presentar la iniciativa a comienzos de este año.

Hylton explicó que en la iniciativa cohabitarán empresas locales e internacionales, generando resultados positivos que se sentirán en el resto de la economía jamaiquina. Jamaica tiene aguas naturalmente profundas (adecuadas para la navegación de gran calado) y una población laboral anglo-parlante con alto nivel educativo. Por eso la apuesta es a la reconversión, la expansión y la mejora de las condiciones de vida gracias al nuevo rumbo económico.

La LHI ya ha logrado sumar las voluntades de entes públicos y privados para ejecutar las cuantiosas inversiones que requerirán los puertos, aeropuertos y otras obras de infraestructura. La iniciativa tiene el potencial de generar un crecimiento sin precedentes en la isla. “Las empresas locales bien administradas deben prepararse para aprovechar las oportunidades que brindará esta iniciativa”, dijo Donovan Wignal, presidente de la MSME Alliance, el gremio de los pequeños y medianos empresarios de Jamaica.

La iniciativa crea también una oportunidad para los jóvenes que se están formando en las universidades jamaiquinas. Hasta ahora, muchos de ellos emigran una vez terminados sus estudios, precisamente por la falta de oportunidades laborales. “Espero que mi título me ayude a que me contraten para algunos de los empleos que se crearán cuando empiece a funcionar el Centro de Logística”, dice Carslile Moxam, estudiante del último año de Gerencia de Cadenas de Despacho y Suministro en el Caribbean Maritime Institute de Kingston. “Quiero mejorar mis habilidades y mis perspectivas de futuro”, apunta.

Visto en El País

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Buenas noticias relacionadas