Entretenimiento

Italia festeja “Año Miguel Ángel” en su 450 aniversario

Para honrar al genial escultor y pintor, responsable de maravillas como el David o la Capilla Sixtina, su país de origen lo homenajea todo el año, en ciudades clave como Roma o Florencia.

 

 

“Aquí estaba la casa consagrada por la estancia y la muerte del divino Miguel Ángel”. Así reza una placa que todavía recuerda el último hogar romano del artista, donde falleció a los 88 años, el 18 de febrero de 1564. Pasaron 450 años pero si alguien necesitara refrescarse la memoria sobre la genialidad de Buonarroti, Italia organizó muestras y homenajes al gran creador durante todo el año.

Florencia, por ejemplo, acoge hasta el 18 de este mes la exposición “Re-conocer a Miguel Ángel”, que se centra en su influencia sobre otros grandes creadores. De junio a octubre, la ciudad también tendrá la muestra “Miguel Ángel y el siglo XX”, en la Casa Buonarroti. Génova, Arezzo y Roma también cuentan con celebraciones dedicadas al pintor, al que su padre quiso convencer – sin éxito, por suerte – de que los creadores eran “simples trabajadores, no mejores que zapateros”.

Noticia relacionada: Encuentran obra inédita de Leonardo Da Vinci

Miguel Ángel Buonarroti nació en Caprese en 1475, estudió pintura con Domenico Ghirlandaio y escultura en los jardines de Lorenzo de Medici, que los hospedó y fue su mecenas. Vivió en Florencia, Bolonia, Venecia y Roma, donde colaboró con los Papas y la Santa Sede. El resultado es deslumbrante: la extraordinaria obra “La Piedad”, que hizo con menos de 25 años. “Es un milagro que un bloque de piedra sin forma haya podido quedar reducido a una perfección que la naturaleza apenas es capaz de crear en la carne”, dijo sobre ella su amigo e historiador Gaetano Vasari.

Entre 1501 y 1504, Miguel Ángel se encerró a trabajar en el David, su monumental escultura, que hoy se halla en la Galería de la Academia de Florencia. Y, poco tiempo después, aceptó uno de sus encargos más ambiciosos y virtuosos: pintar las bóvedas de la Capilla Sixtina. Es su fresco más famoso, donde las manos de Dios y Adán se alejan. Estuvieron juntas, pero ya no, y el hombre ha de afrontar en solitario su camino por la vida.

Noticia relacionada: Encuentran canción oculta en cuadro de El Bosco

No solo estatuas y frescos. Miguel Ángel Buonarroti fue un artista total. También compuso poemas y realizó proyectos arquitectónicos: suyos son, por ejemplo, los diseños para la Biblioteca Laurenciana de Florencia, la cúpula de San Pedro y la plaza del Campidoglio, donde se alza el Ayuntamiento de Roma. Falleció en 1564, pero antes, dejó la cúpula de San Pedro, como arquitecto en jefe del conjunto, donde volcó sus últimas fuerzas. Ni siquiera quiso cobrar nada por ello, y fue enterrado en la iglesia romana de Santi Apostoli. Sin embargo, su sobrino se llevó el cuerpo a Florencia e hizo colocar sus restos bajo la iglesia de Santa Croce, donde el propio artista quería yacer.

Hoy, toda Italia honra a uno de sus máximos artistas, y la humanidad toda brinda a su inmortal legado.

Visto en El País

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Buenas noticias relacionadas