Mundo

Islandia renace gracias a proyectos sustentables

Islandia es un país definido por sus extremos: desde el sol de medianoche a los hielos invernales. En 2008 sufrió profundamente la crisis económica, pero ha renacido gracias a técnicas sustentables de trabajo rural y al uso responsable de sus fuentes naturales.

 

buendiario-islandia renace gracias a proyectos sustentables energia economia agricultura crisis 2008 2

Geysers y aguas termales, útiles tanto para el ocio como para la energía

 

“Sufrimos el colapso, pero creo que nos vino bien”, dice Omar Ragnarsson, un conservacionista islandés. “Porque ahora estamos en ruinas y podemos aprender. Podemos construir una sociedad nueva, un entorno nuevo y una nueva forma de pensar”.

Lo cierto es que la implosión del sector bancario logró a la larga unir a los científicos, economistas y granjeros islandeses, que cuestionaron los ciclos de consumo y deuda, buscando un sistema más sustentable y apoyado en la economía local. “Actuar en forma local pero pensar en forma global”, incita Guðjón Már Guðjónsson, vocero de este nuevo movimiento. “Es importante que nos pongamos de acuerdo sobre cómo nos vemos en relación al mundo”, opina quien creó el Ministerio de Ideas, donde se debaten innovaciones en la industria, la educación y la tecnología, pero sobre todo en el trabajo de la tierra y los recursos naturales. El hombre está convencido de que Islandia es el lugar perfecto para un desarrollo sustentable.

Noticia relacionada: Islandia produce la energía más limpia del mundo

“El mejor lugar para estar cuando estalle la crisis de energía va a ser Islandia”, dice Kristín Vala Ragnarsdóttir, científica de la Universidad de Icelandia. Ocurre que el país es, en término geográficos y geológicos, un paraíso de energía limpia: arroyos, geysers, volcanes y agua caliente que brota de la tierra y aporta calefacción gratuita.

Hoy en día, el 80 por ciento de las necesidades energéticas del país se abastecen gracias al poder hidráulico, y el 20 por ciento restante proviene de campos geotérmicos. Los grandes lagos garantizan a Islandia una reserva casi ilimitada de agua natural corriente. Los islandeses están buscando reemplazar a los combustibles fósiles con células de hidrógeno y energía geotérmica, que se obtiene al separar el hidrógeno de las partículas de agua. Esto podría implicar que Islandia sea totalmente autosuficiente en térmnos energéticos, con fuente totalmente renovables.

A su vez, creció la agricultura orgánica a gran escala, lo cual implica que creció la producción de alimentos caseros; el control biológico permite creer que pronto comenzarán a exportar esa producción al resto de Europa. “La idea de la Comida Lenta está creciendo, buscamos comer localmente, según la estación, y así ahorramos energía y evitamos contaminar, transportando materiales extranjeros”, explica Eymundur Magnússon, dueño de una granja en Vallanes. Los sectores de ingeniería y técnico han prosperado en las universidades, con proyectos locales, que han dado conexiones comerciales con Asia, Africa y las Américas.

Con el resurgimiento de industrias tradicionales, Islandia se lanza entonces a crear una nueva economía, con energía limpia y un proyecto sustentable. Y, lo mejor de todo, es que nace del pueblo.

Visto en Positive News UK

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Buenas noticias relacionadas