Sociedad

Intervienen bar de La Plata por discriminar a clientes

El Instituto Nacional contra la Discriminación y el Racismo (INADI) intervino en los dominios de las redes sociales donde se promocionaba la apertura de un bar en la ciudad de La Plata con la consigna “sin cabezas ni pendejitos”. Una buena medida para cambiar el modo de expresarse de muchos argentinos.

 

Buendiario-inadi-la-plata-cabezas-pendejitos-bar-discriminacion-2

El cartel de la polémica, de tinte discriminatorio

 

El director de Políticas contra la Discriminación y el Racismo, Pablo Roma, explicó que el organismo “ya intervino en las redes donde había comentarios racistas y discriminadores”. Además, dijo que el día de la inauguración del bar, prevista para el 14 de febrero próximo, “concurrirán inspectores del INADI y de la secretaría de Derechos Humanos para garantizar que se cumplan las leyes vigentes y sea libre el ingreso al lugar”.

Noticia relacionada: En una decisión histórica en Argentina, una empleada doméstica cobrará por maternidad

El INADI La Plata inició actuaciones de oficio al tomar conocimiento sobre la inauguración de un bar que se promocionaba en las redes sociales como un lugar “sin negros cabezas”. Se trata del bar “Brooklin Club”, ubicado en el Camino Centenario y calle 511 de la capital provincial, destinado a mayores de 17 años y “exclusivo para solteros”, según anuncia en su Facebook.

“¿Querés ir a un boliche que no se llena de cabezas? ¿Querés ir a un boliche donde no se llena de pendejitos de 12 años?”, anunciaron los dueños del bar en redes sociales. El organismo defensor de derechos humanos, al enterarse de estas palabras, tomó cartas en el asuento, y asienta así un importante antecedente para que ciertos términos ofensivos de uso frecuente en la sociedad argentina dejen de utilizarse.

 

Buendiario-inadi-la-plata-cabezas-pendejitos-bar-discriminacion-3

El INADI busca concientizar en todo el país sobre el peso de las palabras

 

La decisión surtió efecto en La Plata, y ya son muchos los usuarios que comenzaron a promover en redes sociales la no asistencia al lugar por ser un espacio “racista y discriminador”. No es la primera vez que pasa algo de esa índole en la ciudad platense: a fines del año pasado, el bar “Mirapampa” fue denunciado ante el INADI por una pareja de mujeres frente a un caso de discriminación protagonizado por uno de los encargados del lugar, quien les pidió que se retiraran al ver que se estaban besando.

Noticia relacionada: Prohiben a las escuelas bolivianas rechazar a embarazadas

No se trata de cohartar la libertad de expresión, pero es importante que una ciudad sea abierta y tolerante con todos sus integrantes, sin importar color, raza, género u orientación sexual. Cambiar el modo de hablar es un buen comienzo.

Visto en Télam

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Buenas noticias relacionadas