Nota Patrocinada

Internet nos da nuestro papel: imprimir flyers en una imprenta digital

buendiario nota libro

La invención de la imprenta en el siglo XV es uno de los fenómenos que cambió para siempre la historia. El conocimiento pasó, de ser una materia de especialistas, a convertirse en asunto público accesible a todo el mundo. El siglo XXI, con el surgimiento de Internet, parecía que iba ser el principio del final del papel impreso. Sin embargo, ha sido la red, paradójicamente, la que ha acercado la impresión al público en general, sobre todo a las pequeñas y medianas empresas.

En concreto nos referimos a los flyers o folletos. Restaurantes, espectáculos y profesionales como fontaneros, electricistas o albañiles, se valen del flyer para hacerse publicidad. La lectura en papel tiene más impacto sobre el lector que la que se realiza sobre una pantalla; además, los flyers son fáciles de manejar y mover por el cliente, que tiene en sus manos, literalmente, toda la información relevante de nuestra empresa. Por eso es uno de los formatos más eficaces de promoción, que al mismo tiempo contribuye positivamente a nuestra imagen de marca.

La imprenta digital es el medio ideal para muchos negocios en términos de tiempo, costo y calidad. Imprimir flyers en tales imprentas pone más cerca el papel impreso a operadores que antes no se lo podían permitir por algunas razones que vamos a ver.
Cuando se encargan flyers a una imprenta tradicional, suele haber varias personas involucradas en el proceso: el diseñador, el impresor, el transportista, y otros más. Cuantos más escalones existen, más tiempo se consume y más posibilidades hay de que se rompa la cadena de comunicación. Muchos negocios han tenido malas experiencias con una imprenta, con grave perjuicio de tiempo y económico, por la imposibilidad física de hacer un seguimiento cercano. Se puede llegar a situaciones desastrosas como que nos veamos obligados a quedarnos con un gran stock inservible.

Nada de eso pasa con las imprentas digitales, pues todo el procedimiento está centralizado en una página web, estando el cliente en control de cada fase de la impresión. Esto es crucial, porque muchas veces decidimos cambios en la estrategia de promoción que necesitan ser puestos en práctica rápidamente para tener el efecto deseado. Además, el precio de impresión para tiradas bajas es más bajo que con un sistema offset. Esto es muy conveniente cuando queremos hacer pocas copias, pues el coste está en proporción al número de ejemplares.

La tecnología digital ha avanzado mucho desde los años 90 del siglo pasado en el que se creó el estándar pdf, con el que se posibilitaba que los archivos que se transmitían por Internet conservaran su formato en las distintas clases de dispositivos. Por el contrario antes, el precio de grandes tiradas era más alto que usando un método tradicional. Sin embargo, todo eso está empezando a cambiar, y la diferencia de calidad es cada vez menor.

Pero hay más ventajas en la imprenta digital. Al no necesitar la compleja maquinaria de las imprentas offset, es más fácil hacer modificaciones antes de hacer la copia final. Nosotros mismos podemos hacer el diseño con herramientas como Indesign, Photoshop o Autocad, o podemos utilizar aplicaciones online que las propias imprentas ponen a nuestra disposición. Se puede elegir con facilidad: el tamaño, la forma, la textura y el material de nuestro flyer. Y para elegir el color es posible trabajar con sistemas de puntuación Pantone, con los que el cliente tendrá una idea muy exacta de cómo se verán realmente sus flyers. Otra ventaja es que se pueden hacer tiradas con el número exacto de impresos que necesitemos, con lo que desaparece el problema del stock. Además, en contraste con las técnicas tradicionales, que requieren que los impresos se enfríen y se sequen, la imprenta digital consigue resultados prácticamente inmediatos.

Asimismo, la capacidad de personalización es mucho mayor que en las imprentas tradicionales. Literalmente se puede hacer una tirada de flyers en las que cambie cada ejemplar: Por ejemplo, podemos imaginarnos una promoción en la que regalemos una participación pequeña de lotería en cada flyer. Será muy sencillo ir variando el número, si es que hemos comprado décimos con numeración distinta.
Ahorro de costes, rapidez, posibilidad de hacer tiradas pequeñas rentables, flexibilidad de formatos y de diseños, gran capacidad de personalización, etc. Estás son, en conclusión, las ventajas de imprimir nuestros folletos en una imprenta digital online. Internet pone así en nuestras manos el medio más tradicional de la manera más sencilla.
.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Buenas noticias relacionadas