Sociedad

Inclusión: premio al planetario para ciegos de Malargüe

Creado en 2011 para acercar la astronomía a los no videntes, el planetario fue reconocido por el Mercosur por su experiencia innovadora.

 

buendiario-Inclusion-premio-planetario-ciegos-Malargue

 

El planetario para ciegos de Malargüe, provincia argentina de Mendoza, fue premiado por su experiencia innovadora en formación docente por el Programa de Apoyo al Sector Educativo del Mercosur (Pasem). La línea de trabajo “Astronomía e inclusión: un espacio de aprendizajes múltiples basado en la percepción multi-sensorial de la naturaleza”, del Instituto de Tecnologías en Detección y Astropartículas de la provincia (Iteda), recibió el galardón que además de reconocimiento le permitirá figurar entre las ofertas de tipo educativo dentro del Mercosur.

Noticia relacionada: Proponen incluir en la currícula el lenguaje de señas

El lugar fue inaugurado en mayo de 2011 y fue pensado como una manera de acercar la astronomía a personas con discapacidades, ceguera, hipoacusia, dificultades motrices y autismo. También pueden participar aquellos que no cuenten con estas dificultades y a quienes acerca a una experiencia sensorial diferente. Además de la posibilidad de conocer más sobre el espacio a través de una visita, allí se ofrece material de soporte para que los docentes continúen con los contenidos en el aula.

“Nos dedicamos a la astronomía que es netamente visual y pensamos que el conocimiento debe ser universal, por eso empezamos a buscar alternativas que fueran lo mas verosímil posible con la realidad”, explicó la astrónoma Beatriz García, vicedirectora del Iteda. Señaló que “hay muchos planetarios para ciegos pero no son iguales, generalmente miran la esfera desde afuera y se apoyan sobre las rodillas; eso no es real porque la esfera celeste nos envuelve”.

Por eso, en este caso se permite literalmente tocar el cielo con las manos además de sumarle sonidos y aromas. El paquete de información incluye diferentes lenguajes como sistema Braille, de señas, subtítulos y material audiovisual. Para quienes cuentan con el sentido de la vista, las “estrellas” pueden verse como luces de colores.

Noticia relacionada: Córdoba: primera muestra en braille de artistas ciegos

Pero además se puede ingresar con silla de ruedas, ya que “está pensado para personas que no pueden acceder a otros museos de ciencias”, destacó García. El planetario para ciegos es el módulo más complejo pero no el único del lugar. Hay una simulación de la superficie de Marte con mecanismo táctil que permite reconocer sus accidentes, ya que tiene sensores a partir de los cuales al tocarlos se activan imagen y audio. Se suma una báscula planetaria para calcular el peso de la persona en los 8 planetas del sistema solar y en dos de los cinco planetas enanos, ya que cambia según la gravedad.

Desde que fue inaugurado ya fue visitado por más de un millón de personas. Es que si bien no puede calificarse de itinerante, en 2011 y 2012 estuvo en Tecnópolis en Buenos Aires y el año pasado participó de La Brújula, la exposición de ciencia y tecnología que se hizo en el Espacio Le Parc, donde para su ingreso la cola era siempre extensa.

Visto en Los Andes

Agradecemos a Perla Wior por enviarnos esta noticia.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Buenas noticias relacionadas