¿Es o No es?

Implante en la médula espinal genera orgasmos inmediatos

Por accidente, un médico norteamericano descubrió que implantando un pequeño aparato generador de estímulos del tamaño de un paquete de tabaco en la espalda de la mujer puede generar orgasmos a pedido. ¿Es bueno que haya que intervenir el cuerpo para sentir placer o esto debería ocurrir naturalmente, sin la necesidad de aparatos o cirugías?

 

Buendiario-maquina-orgasmo-implante-medula-operacion-2

El doctor Meloy explica su invento

 

A principios de los años 70 Woody Allen planteaba, en su película “El dormilón”, la existencia de una máquina para generar orgasmos con sólo apretar un botón, bautizada, precisamente, Orgasmatrón. El ilustrador Milo Manara, en su mítico comic The Tick, imaginaba un control remoto que permitía generar orgasmos femeninos a distancia. Ahora, las fantasías de ambos hombres se han hecho realidad: científicos estadounidenses y canadienses han logrado fabricar una máquina que se inserta en el cuerpo de la mujer y es capaz de generar placer.

El invento, patentado en Estados Unidos, consiste en una mecanismo que produce un orgasmo con sólo presionar un botón. Su finalidad es ayudar a mujeres con disfuncionalidad sexual, que no pueden alcanzar el climax de forma natural y que no han tenido éxito con el psicoanálisis y otras formas de terapia.

Noticia relacionada: Científico holandés devela donde queda el epicentro del orgasmo

Hay una cuestión que no resultará del todo fácil para quienes lo deseen: para acceder al aparato, la paciente tendrá que pasar por una intervención en la que le colocan electrodos en la médula espinal mientras permanece consciente. Así fue como el cirujano Stuart Meloy, de Carolina del Norte, descubrió el mecanismo; mientras colocaba unos electrodos a una paciente en el sitio equivocado, la mujer “empezó a gemir enérgicamente”, según el doctor, y luego le insistió en que iba a tener que “enseñar a su marido a hacer eso”.

 

Buendiario-maquina-orgasmo-implante-medula-operacion-3

Mediante un control remoto, la paciente puede estimularse a sí misma

 

Según Meloy, los cables se conectan a un generador de estímulos del tamaño de un paquete de tabaco que se implanta debajo de la piel de una de las nalgas de la paciente, manejado por un control remoto. El doctor asegura que el dispositivo tendrá programado un límite de utilizaciones diarias o semanales, aunque todavía no se definieron porque, según Meloy, “¿Quién soy yo para decidirlo?”.

Noticia relacionada: Dictan clases de orgasmo en la Universidad de Minnesota

La idea es lanzar el producto a fines de 2014, gracias a una empresa de Minneapolis. El doctor insistió en que el mecanismo sea utilizado en los casos más graves de disfunción sexual, dado que caso contrario puede resultar “bastante agresivo” y comentó que el siguiente paso será probarlo en hombres, dado que no ve ninguna razón por la que no pueda funcionar de la misma manera en el organismo masculino.

¿Qué les parece? ¿Es bueno que haya que intervenir el cuerpo para sentir placer o esto debería ocurrir naturalmente, sin la necesidad de aparatos o cirugías?

Visto en Daily Mail

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Buenas noticias relacionadas