Feliz no cumpleaños

Idealismo Mágico (Que no derrumben tus sueños)

El trabajo no suele serlo cuando nos dedicamos a lo que nos apasiona. Desafíos y experiencia de una soñadora que se enfrenta a determinados obstáculos. Ella y su percepción de la belleza, para grandes y chicos. Un monólogo interior imperdible.

 

Buendiario-sueño-idealismo-magia

 

“Sueño con ser diseñadora de ropa desde los ocho años (tengo treinta), cuando mi abuela me regaló su máquina de coser y me enseñó lo básico para que la aprenda a usar. Yo dibujaba desde chica y veía cómo podía llevar mis dibujos a la ropa de la gente. Primero fueron pañuelitos bordados, ahora tengo mi empresita y la cabeza me hace tic tac tic tac. Soy ansiosa y exigente, me siento físicamente cansada y tengo sueño, pero no me voy a rendir.

Hace semanas que siento impotencia y siento que soy adulta y ya no puede darme lo mismo todo. No voy a vivir haciendo catarsis, pero creo que ya nada me da lo mismo.

Los diseños me gustan elegirlos, al igual que a las personas. Y, a veces, siento que no encajo con los cánones de la sociedad.

Igual yo creo que todos tenemos un crecimiento distinto. Tuve una infancia hermosa y una familia que me dio todo para que pueda ser quien soy. Hasta hace cuatro años era incapaz de comprometerme socialmente. Ahora no soy tan adulta ni tan sabia… acá estoy con mi gato negro que me mira con una cara… como pidiéndome que me ponga las pilas, te juro que es así. Y llega la noche y me agarra un Innn-sooo-mmmm-nnnniiiooo.

Sólo que cada uno dentro de su personalidad lo exterioriza de distintas formas: Algunos duermen mucho andan en pijama y comen. Otros corren, gritan, saltan, trabajan, duermen poco, se ríen, saltan de nuevo…y se obsesionan (yo).

Estuve conflictuada el fin de semana, así que decidí enfrentar las cosas y me fue muy mal. Tengo que ser fuerte, fría, analítica, decidida, pero me cuesta horrores. Me siento un árbol al que día tras día van podando y me quedo dura, seca y triste.

Técnicamente, no vendo ropa porque la gente que consume indumentaria femenina tiene quince años y están semidesnudas. Mi estilo no es ese, por lo que no se vende. Me saca energía, me deja sin esperanzas, me deja sin futuro. Digamos que en Europa las mujeres usan ropa suelta y cómoda. Claro que yo vivo en Argentina. En fin, un tema social que afecta mi trabajo y mi posible futuro. Me molesta la realidad, pero más me molesta que me carguen de discursos y mala energía. En fin.

Me dejó mal, anulada. Ojo, yo soy cero prejuiciosa. El cuerpo de la mujer es hermoso y cada uno tiene derecho a ponerse lo que quiera. No quiero dar cátedra, quiero educar.

Quiero que cuando vean algo mío vean más allá de su cuerpo: Vean la tela, los dibujos, que les llegue algo… el tacto o un color, se enamoren. Que sea como llevar música, la música no hace que te luzcas. Sólo sos más linda cuando la música se ve que va con vos.

Por eso mis prendas son únicas, por eso dibujo cada estampa, por eso elijo las telas, por eso son pocas y exclusivas. Que lleven en el cuerpo algo que las distinga. Es algo bello, para mí al menos. Lo se porque lo hago yo misma, porque laburo en eso y pienso todo el día en el tema; porque veo una sombra y sé que esa forma tiene que estar en una tela, en un papel, en una pared o en una ropa. Enamorarte de una tela o un color o una parte de esa prenda y cuando te la pruebes no hay chances de que te quede mal… porque se nota que es para vos.

Siento lo mismo que cuando defendés a alguien que amás. Lo defendes porque lo amás y porque crecés con él, sos mejor.

No sé si llorar o reírme. Quiero que abran las cabeza, que acepten, que prueben al menos, que sean más sensibles. Quiero eso para todos.

¿Qué voy a hacer entonces? Dejar de hacer ropa para adolescentes y adultos, y empezar a hacer para niñas. Tratar de llegar con mi mensaje y mi autogestión a ellas, y recordarme a mí la primera vez que usé la máquina de coser que me regaló mi abuela”.

 

Yago Fiamingo 

Periodista y Productor, con pasado en Televisión Digital Abierta, Tyc Sports y Rock and Pop
Twitter: @yagoyago84

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.