¡WOW!

Húngaro construye auto todo de madera

Istvan Puskas es un simpático hombre oriundo de Hungría, quien se decidió a construir un auto enteramente de madera, en el que trabajó durante cuatro meses en su taller de Tiszaors, Hungría.

 

 

El tanque de nafta del inusual bólido está conformado por un antiguo barril, y hasta la suspensión y la caja de cambios están hechas de madera. Lo que impulsa al vehículo es un motor salido de un Fiat 126 proveniente de Polonia. El volante, a su vez, sale de un viejo Mercedes Benz.

“Amo trabajar con madera. Y me gusta crear cosas únicas, que llamen la atención de la gente”, dice el señor Puskas, un trabajador rural de 51 años que curiosamente comparte apellido con el gran goleador que tuvo el Real Madrid en los años cincuentas. Este Puskas, el artesando de la madera, contó con el apoyo de Iron, su esposa, para llevar a cabo la maravilla de troncos y celulosa.

La tarea se llevó a cabo a lo largo de los descansos del trabajo rural, en las estepas húngaras. Istvan contó con tiempo de sobra para pensar y diseñar el vehículo.

“Empecé a trabajar en él en Navidad del año pasado, y me llevó unos cuatro meses terminarlo. La actividad me mantuvo entretenido durante la época invernal”, comentó el hombre. “Mi objetivo era que fuera de madera en la mayor medida  posible. ¡Un auto de madera debe estar hecho de madera!”

Aún si el vehículo no puede ser registrado oficialmente, la policía le permite a Istvan manejar su creación por las calles del pueblo. Puskas ha puesto a auto a la venta, con la intención de financiar así su próxima creación: un vehículo de tres ruedas.

“Probablemente lo venda. No tengo donde guardarlo, no tengo garage, y creo que puede ser bueno para los coleccionistas, para la gente a la que le gusta la nostalgia, para aquellos a los que les gusta manejar despacio”, agregó el curioso inventor, siempre sonriente.

Visto en The Telegraph

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Buenas noticias relacionadas