Mundo

Hospital Posadas opera gratis a enfermos de Parkinson

A través de un convenio con el Ciren, ubicado en Cuba, el Equipo de Neurocirugía Funcional ya operó a 150 pacientes; las intervenciones son de carácter paliativo.

 

 

El Hospital Nacional Posadas realiza de manera gratuita neurocirugías funcionales para el tratamiento de enfermedades como el Parkinson. El Equipo de Neurocirugía Funcional operó a 150 pacientes y obtuvo excelentes resultados que mejoraron significativamente la calidad de vida de estas personas, quienes recuperaron su autonomía para el desarrollo de sus actividades diarias y lograron reinsertarse socialmente.

Las intervenciones se realizan de manera gratuita a todas aquellas personas que no tengan cobertura social o no puedan financiar una operación de este tipo en el sector privado. Funcionan como un paliativo y una alternativa ante el tratamiento farmacológico, que en algunos casos no logra los efectos deseados.

Este proyecto se concretó a través de un convenio de intercambio científico y tecnológico entre el hospital Posadas y el Centro Internacional de Restauración Neurológica (Ciren), ubicado en La Habana, Cuba. El convenio impulsó la fabricación de electrodos de microrregistro, mejoras del sistema de planificación, y el rediseño del marco estereotáxico, para mejorar la calidad de los procedimientos.

 

Buendiario-posadas-parkinson-gratis

 

El Equipo Multidisciplinario de Neurocirugía Funcional que realiza estas operaciones está formado por los neurocirujanos, Sergio Pampin y Santiago Driollet Laspiur; los neurólogos especialistas en movimientos anormales, Fernando Leiguarda y Javier Zilliani; el especialista en neurofisiología, Darío Adamec; el ingeniero biomédico, Juan Pablo Travi; la neuropsicóloga, Fernanda López; y el psiquiatra, Gastón Bártoli.

La técnica quirúrgica consiste en la realización de pequeñas ablaciones por radiofrecuencia en los ganglios basales, las cuales son guiadas a través de un sistema de microrregistros. Esto permite una reconstrucción espacial volumétrica de la población neuronal a tratar, censando la actividad eléctrica de los grupos neuronales afectados. Este sistema implica un importante cambio conceptual en el marco de la cirugía de movimientos anormales, ya que permite localizar con alta precisión el área quirúrgica, minimizando así los efectos adversos asociados a este tipo de procedimientos.

La intervención se realiza con anestesia local y el paciente permanece despierto colaborando con el equipo médico. Una vez finalizado el acto quirúrgico, el paciente es trasladado por algunas horas a una unidad de recuperación y posteriormente a la sala de internación general, donde permanece hospitalizado un promedio de tres días, sin requerir de cuidados especiales o intensivos.

Visto en Gira Bs.As.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Buenas noticias relacionadas