Deporte

Hombre de 40 años gana maratón sobre hielo

Michael Wardian, estadounidense de 40 años, ganó la Maratón del Polo Norte en un poco más de 4 horas.

buendiario-maraton-sobre-hielo

El estadounidense Michael Wardian fue uno de los pocos corredores internacionales en participar de la maratón del 9 de abril en el polo norte.

No sorprende que Wardian haya dicho que es la maratón más dura que corrió, a pesar de que ganó con facilidad.

“No me encanta el frío”, se rió Wardian.

Se comprometió a la Maratón del Polo Norte–la carrera más al norte del mundo, y la única que no se corre sobre tierra firme–porque no tenía experiencia previa con carreras de clima frío, y tenía ganas de probar un nuevo desafío.

Durante el invierno del hemisferio norte, Wardian se dedicó a entrenar alrededor de su casa en Washington, D.C., aprovechando las calles y las cintas para correr para probar cu´ntas capas de ropa necesitaría en el Ártico. El número perfecto de ropa es crítico, explicó, porque sobrecalentarse es un problema.

“Realmente querés correr lo más que podés sin transpirar demasido, porque apenas empezás a sudar en ese clima, te enfrías, y la transpiración se congela y te puede dar hipotermia muy rápidamente.”

Noticia relacionada: Suiza acogerá los primeros Juegos Olímpicos biónicos

Wardian terminó la maratón en un poco más de 4 horas. Eso es dos horás más de lo que tardó el ganador de la última maratón de Nueva York en terminar, probablemente por la dificultad de correr en hielo flotante y con muchas capas de ropa. El mejor tiempo de Wardian es 2 horas, 17 minutos y 49 segundos, mucho menos de lo que hizo esta vez.

buendiario-michael-wardian-maraton-de-hielo

Michael Wardian.

La noche anterior a partir para el polo norte, Wardian compro un par de zapatos mucho más grands para poder utilizar varias capas de medias en sus pies. “Mi mayor objetivo era volver con todo lo que me fui y asegurarme de que todas mis extremidades estuvieran intactas cuando volviera a casa”, bromeó.

Después de un viaje a Noruega, Wardian tomó un vuelo a Camp Barneo, un centro de investigación ruso situado a pocos kilómetros del polo. A pesar de que inicialmente estaba preocupado por posibles tensiones entre estadounidenses y las tropas rusas en el campamento, Wardian dijo que los soldados eran amigables y ni siquiera mencionaron las tensiones por la situación en Ucrania. Hasta compró varios souvenirs de los rusos.

“Me dieron una damajuana que apesta a vodka, sólo para estar a la altura del estereotipo”.

La maratón consistió en 12 vueltas de 3,52 kilómetros cada una alrededor del campamento, mientras guardias armados vigilaban los alrededores, ya que antes de la carrera se habían avistado una osa polar con sus cachorritos.

A pesar de que varios de los competidores tomaron varios descansos a través de la carrera para calentarse dentro de las tiendas del campamento, Wardian  no estuvo más de medio minuto puertas adentro. Muchas veces tuvo que depender de marcas en la nieve para mantenerse en curso.

Noticia relacionada: Las parejas que corren juntas se mantienen juntas

“Las consecuencias son bastante serias si cometés un error en el polo norte”, dijo Wardian.

Para cuando Wardian cruzó la línea final, con un tiempo de 4 horas, 7 minutos y 40 segundos, tenía la nariz congelada y su máscara adherida a su cara. “Tenía una barba de hielo por donde pasaba mi respiración”.

“Esto fue muy distinto de cualquier cosa que hice en el pasado. Para mí fue inspirador y divertido, porque solía estar asustado de hacer cosas en climas fríos, pero realmente lo disfruté.”

Visto en Business Insider

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Buenas noticias relacionadas