Buen Samaritano

¡Heroína! Ayuda a chicas de la villa a través del fútbol

Mónica Santino es la pionera en la Argentina en jugar, entrenar y dirigir fútbol femenino. Pero además, su trabajo en la Dirección de la Mujer de Vicente López y la Villa 31 está encarado a empoderar a las adolescentes y prevenir los problemas de género.

 

buendiario-Heroina-Ayuda-chicas-villa-traves-futbol

 

Mónica fue seleccionada por Nike como uno de los mejores proyectos sociales deportivos del mundo y viajó a jugar con un equipo femenino el Mundial de los Sin Techo a Brasil. Fundamentalmente, sueña con fundar un club de fútbol femenino para dejar de saltear los obstáculos que les ponen los clubes tradicionales para que las chicas entrenen.

Noticia relacionada: España: fundan el primer equipo gay inclusivo de rugby

A los 9 años, en 1974, Mónica Santino estaba atenta a un ruido: el pique de la pelota. Si escuchaba ese ruedo, ruido, ruego que la llamaba como un silbato, ella iba. A la calle. A jugar. A correr. A llegar. Desde entonces, jugó. Se convirtió en directora técnica (con silbato propio) y entrenadora. Nunca fue igual. Siempre tuvo que llegar más lejos. “Al día de hoy que sigo rindiendo examen como cuando me metía en esos partidos a los nueve años”, cuenta Mónica Santino, la mayor referente del fútbol femenino en la Argentina.

“El fútbol es una herramienta maravillosa para construir ciudadanía, prevenir la violencia de género y generar lazos. No hay nada más hermoso que tirar paredes con una amiga, por eso está forma de trabajo nos ha dado resultados maravillosos”, dice ella. No dice. Hace. Y deja que hagan. Ella trabaja en la Villa 31 y en un predio –en Villa Martelli– de la Dirección de la Mujer de Vicente López.

Mónica inventó que patear para adelante era una de las maneras –no la única, pero sí, tal vez, la más original y movida– de sacar del lugar de chicas vulnerables, víctimas y sumisas, a las adolescentes.

Noticia relacionada: Salto de ski femenino gana batalla y será deporte olímpico

Sábado a la mañana en la Villa 31. Las chicas esperan. Saben que tienen que esperar. Pero cuando juegan, juegan. Todas entran en una corrida con pecheras flúo que marcan su presencia. Algunas dejan sus cosas en el banquito y muchas a sus hijos al cuidado de sus abuelas, sus amigas o la profe. Alguna, incluso, juega con una pancita que se asoma, como para ir mirando al mundo desde la sabiduría de ir por más.

El territorio de la cancha es una victoria. Ellas lo saben. Todos lo saben. Salir de los pasillos para mostrarse frente a todos y tener más espacio que el que pasa por donde se puede pasar es una victoria. Por eso, Mónica toca el silbato, indica adelantarse y siempre contesta preguntas de nuevas chicas que quieren venir a probar (aunque también tenga que frenar a las que quieren desertar). “No porque vivamos en una villa somos menos que nadie o no podemos jugar al fútbol. Al contrario, me dan más ganas, para demostrarle a todo el mundo lo que podemos hacer”, dice Laura Muñoz, con el pelo cortito y el paredón pintado de vírgenes de fondo.

La Homless Wordcup se disputa hasta hoy y compiten 65 países de todo el mundo. La Selección femenina argentina va a estar conducida por Mónica Santino y representada por ocho jugadoras, cuatro entrenan en Villa Martelli (dependiente de la Dirección de la Mujer de Vicente López): Eliana Morilla, Laura Paredes, Macarena Gómez y Rocío Cardozo; tres son de la Villa 31: Liz Martínez Riquelme, Tamara Rodríguez, Jesyca Oliva y otra entrena junto a la gente de Hecho en Buenos Aires y es Jesica Acosta. Ellas tienen entre 16 y 23 años y llevan el amor a la camiseta, son mujeres, deportistas y no tienen marketing, sino ganas o –como gusta llamarse ahora que todo es tan mecánico, que las ganas tienen también nombre artístico–: garra.

“Yo me recibí de técnica en el 2001”, cuenta Mónica Santino, una de las pioneras, una de las que abrió muchas puertas y pateó mucho hasta que la pelota rodó para adelante. Hoy son menos de veinte las que deciden los equipos, la formación y cumplen con el sueño del pibe (¡y la piba!) de formar y dirigir su propio equipo de fútbol en la Argentina.

 

Visto en Página 12

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Buenas noticias relacionadas