Buen Samaritano

Hermoso homenaje al calesitero de Buenos Aires

Don Luis, es un personaje entrañable de Buenos Aires. A los 93 años, partió de la tierra, pero su recuerdo seguirá vivo entre los miles de niños a los cuales les regalo sonrisas y vueltas en su calesita.

 

Buendiario- Adios a Don Luis Calesitero de Buenos Aires
Muchas historias cuentan de la amabilidad y entereza de Don Luis, quien dedicó su vida a hacer feliz a miles de niños al verlos girar y girar en los diferentes autitos, caballos y naves espaciales. Muchas personas le dejaron dibujos y palabras de amor en la puerta de su casa.
“Desde que tengo memoria, Don Luis, siempre, aún joven, fue Don Luis y el mejor amigo de los chicos […] Nunca dejé de pasar a saludarlo y dar una vuelta en la calesita, siendo la mujer que soy ahora. Eso sí, lo llamaba por teléfono para avisarle. Llegaba, tomábamos unos mates y me trepaba al caballito que está frente a Blanca Nieves, para luchar por la sortija. Me dio lo mejor de sí, como persona y calesitero. Hicimos reportajes memorables. Tuvo el reconocimiento público.” cuenta en una nota la periodista Alicia Barrios.

Buendiario- Pancarta para Don Luis calesitero de los vecinos

El Juan 19 de marzo de 1920, el padre de Don Luis, compró con dinero prestado una calesita usada y la instaló en Ramos Mejía con la idea de alimentar a su familia con ese emprendimiento. Luis, dejó la secundaria a los 15 para ayudar a su padre y nunca más se separó de la calesita. Deambuló por pueblos y barrios haciendo girar a los niños y regalándole momentos de felicidad.

“Yo mismo hice los aviones, los autos y dos camellos”, contaba Luis entusiasmado.

Despedimos a Don Luis, agradecidos por su esfuerzo y su trabajo y por los momentos de felicidad, de camaradería y las vueltitas gratis. ¡Gracias!

Visto en Transparencia Blog

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Buenas noticias relacionadas