Deporte

¿Hay carreras sucias pero limpias? Sí… ¡En el barro!

En Gran Bretaña, tierra generosa en extrañezas, existe una carrera donde todo el mundo va derecho al fango. Porque es divertido y porque es por un fin benéfico. Su nombre, Maldon Mud Race, y parece imperdible.

 

 

Cientos de seres se quitan la ropa y saltan al río Blackwater en Maldon, Essex, cuando baja la marea. ¿El motivo? Pasarla bien, competir sanamente y, de paso, ayudar a recaudar fondos para causas de bienestar social. Es una carrera como cualquier otra, con la particularidad de que la gente se disfraza, anda semidesnuda y busca a toda costa cubrir su humanidad de barro, lo cual se parece mucho a la infancia.

 

Buendiario-maldon-mud-race-barro-2

Los riesgos de correr en barro: perder el traje de baño

 

Uno de los puntos altos de la carrera de este año fue cuando Joel Hicks, uno de los audaces competidores, perdió su traje de baño en el río y debió llegar a la meta en nada más que sus botas, manitos cubriendo las zonas nobles. Otros optaron por vestirse de piratas o Teletubbies, lo cual dio color – marrón – al jovial evento.

 

Buendiario-maldon-mud-race-barro-3

Teletubbies, listos para ir al fango

 

La carrera tuvo su origen en 1973, cuando un residente de la zona desafió a correr en el barro al regidor de la casa pública de la reina, ubicada en Hythe Quay. Ahora, años después, ya es una tradición de la que todos son parte y que genera risas, encuentros y todo tipo de bizarreadas, que dan a ese domingo anual un toque excepcional. ¡Al barro, sabandijas!

Visto en Metro

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Buenas noticias relacionadas