Pura vida

Harvard confirma que las malas noticias aumentan stress

Un estudio llevado a cabo por la universidad norteamericana, el periódico NPR y la Fundación Robert Wood Johnson confirmó que el consumo habitual de contenido negativo aumenta considerablemente picos de stress y problemas de salud. A leer Buendiario…

 

Buendiario-estudio-harvard-malas-noticias-estres-2

Cuidado lo que leen, puede hacerles muy mal.

 

2500 fueron las personas estudiadas a lo largo de un tiempo, y se reveló que una de cada cuatro había atravesado situaciones estresantes. Análisis más minuciosos develó que todas ellas se sometían a noticias preocupantes o alarmantes sea a través de diarios, medios online, televisión o radio. Mary McNaughton-Cassill, psicóloga de la Universidad de Texas (San Antonio) fue quien coordinó el estudio, debido a su larga experiencia con víctimas de hechos traumáticos, como el bombardeo de Oklahoma City en 1995. “En esa ocasión, niños a kilómetros de distancia atravesaron momentos de stress al ver lo que ocurría por televisión. Y ciertas cosas alarmantes despiertan otros miedos y ansiedades que conducen a situaciones de angustia y quiebre”.

Noticia relacionada: Revelan que no hacer la cama es bueno para la salud

Desde entonces, McNaughton-Cassill y otros colegas han desarrollado estudios múltiples que reflejan cómo el modo de cubrir hechos traumáticos produce efectos emocionales que conducen al stress. El sensacionalismo al narrar hechos traumáticos ha duplicado el stress que algunos sujetos de estudio ya presentaban.”Vivimos en una época en la que hay tantas noticias disponibles, tantos canales que compiten y que por eso eligen ser cada vez más sensacionalistas, para ser más atractivos”.

Otro factor es que ahora, cada vez más, las imágenes traumáticas están disponibles en tiempo real. En la Guerra Civil norteamericana, las malas noticias tardaban días o semanas en llegar. En Vietnam, por la noche ya había videos disponibles. “Ahora, por supuesto, el reportero llega antes que la bomba explote, y hace presión para que pase”, reflexiona amargamente la psicóloga.

Noticia relacionada: Estudio confirma que consumir frutos rojos reduce riesgo de infarto y de cáncer

Otras 4500 personas fueron interrogadas sobre qué les produjo el bombardeo durante la Maratón de Boston. “Quienes consumieron de seis a ocho horas de noticias diarias presentaron síntomas de estrés más agudos que personas que estuvieron presentes en el atentado”, explica la profesora Alison Holman, de la Universidad de California, Irvine. Uno de los motivos es que los noticieros cortan la imagen, hacen clips y los repiten numerosas veces, como si el hecho traumático volviera a empezar.

¿Qué hacer para reducir el estrés provocado por los medios de comunicación? Se pueden imponer leyes que obliguen a los noticieros a notificar qué tipo de contenido van a mostrar, se puede elegir no exponerse tanto a la cobertura mediática de hechos aberrantes. “Un poco para enterarse sí, pero sin exagerar”, sugiere Holman. Y, claro, la tercera opción, que recomendamos enfáticamente, es que lean Buendiario, donde todo lo que ocurre es real y busca hacernos crecer, no hacernos sufrir o temer.

Visto en NPR

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Buenas noticias relacionadas