Animales

Hallan pez capaz de trepar por cuevas. ¡Evolución!

Expedicionarios encontraron una variedad de bagre ecuatoriano que llegado el caso asciende por una pared horizontal. ¡Insólito! Pero real…

 

 

En lo profundo de la selva tropical en pleno Amazonas habita un pez que pueda trepar cuevas. El metraje filmado evidencia como la criatura se desplaza verticalmente en una caverna en Tena, Ecuador; su desafío a la gravedad fuera del agua dejó perplejos a los especialistas, y también a nosotros. Luego la especie fue identificada como Chaetostoma microps, un tipo de bagre con coraza y boca succionadora, también conocido como Loricariidae.

A este tipo de pez se lo había visto previamente en ríos a la altura de la superficie, nunca en arroyos y cuevas subterráneos; se sabía que era capaz de aferrarse a rocas con su boca, pero nunca se lo había visto trepando una pared de cierta altura. Solo existen otros dos especímenes acuáticos conocido por esta habilidad: el gobio Nopili (Sicyopterus stimpsoni), divisable en Hawai; y el Cryptotora thamicola, que Geoff Hoese, líder del actual estudio, analizó in situ en cataratas de Tailandia. Lo que Hoese no vio antes es un pez capaz de trepar cerca de una cascada, pero jamás haciéndolo “sobre paredes de una caverna, lejos del curso de agua”.

 

Buendiario-bagre-trepador-cuevas

 

El bagre estudiado trepó a paredes hasta a 75 grados de inclinación, aprovechando la presión del agua y estructuras sólidas en su boca y piel. “La fina capa de agua que desciende les da la presión necesaria para estar aferrados a la pared, y sus propios mecanismos les impide caer. Pueden balancearse hacia arriba o abajo, como deseen”, cuenta Hoese.

La explicación más lógica es que en el Amazonas los ríos surgen en arroyos cavernosos en los Andes, y que el pez adoptó esta habilidad para poder explorar toda la extensión del territorio. Sin embargo, no se descarta que estemos ante el primer paso de un nuevo proceso evolutivo, donde ciertos peces pasen a vivir en cuevas. “La evolución es un proceso en constante desarrollo”, nos recuerdan los expedicionarios.

Visto en National Geographic

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Buenas noticias relacionadas