Entretenimiento

Hallan en Francia primera edición de Shakeaspeare

En una biblioteca ubicada en Saint – Omer, al norte de Francia, se encontraron la semana pasada con una encantadora sorpresa: albergaban hace 400 años un ejemplar de uno de los libros más trascendentales de la historia de la cultura de Occidente, el “Primer Folio”, una primera edición de las obras del bardo.

 

Biblioteca francesa  descubre ejemplar de obra de Shakeaspeare

El bibliotecario Remy Cordonnier con el Primer Folio

 

Este hallazgo permite traer a nuestros días un libro  originalmente publicado en 1623 y que reúne nada más y nada menos que 36 de las 38 obras conocidas del famoso dramaturgo. “La identificación de esta copia, hasta ahora desconocida, será un motivo de celebración nacional entre nuestros colegas franceses shakespearianos”, aseguró el investigador Paul Edmondso.

El hallazgo: el bibliotecario Remy Cordonnier se encontraba organizando una exposición cuando se topó con un libro sin portada que le llamó la atención por su parecido a los ejemplares de los que hablamos anteriormente, entonces decidió ponerse en contacto con Rasmussen, un experto estadounidense en Shakespeare, que viajó hasta la ciudad francesa y autentificó la semana pasada el libro. Resulta que la biblioteca en la que trabaja fue una de las más importantes de la Europa medieval y no es este el único tesoro que alberga, en la misma se puede encontrar por ejemplo una Biblia de Gutenberg.

“El que al principio se incorporara la lista de actores demuestra que no sólo fue una celebración literaria, sino teatral. Quizás se convirtió en tema de discusión entre Shakespeare y sus colegas antes de que le llegara la muerte e incluso es posible que algunos textos se imprimieran a partir de la transcripción corregida por el propio dramaturgo. Sea como sea, la mayor parte de los títulos están escritos por Ralph Crane, un amanuense profesional que con frecuencia trabajó para las compañías teatrales”, así describe al libro el historiador británico Peter Ackroyd.

Edmondson, director del Centro Shakespeare en Stratford-upon-Avon, explica que el descubrimiento va mucho más allá de que el número de primeros folios disponibles haya pasado de 220 a 221 (o de 240 a 241): “A causa de la forma en que se imprimía en el siglo XVII, cada copia es única”, explicó.

Visto en El País

Esta nota fue editada por Lic. Valentina Sarsur

 

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Buenas noticias relacionadas