Acción / Reacción

Hallan cometa que puede develar misterios del pasado

Un equipo de científicos sudafricanos descubrió la primera evidencia de un cometa que penetró la atmosfera terrestre y explotó, esparciendo mediante su onda de choque una lluvia de fuego que arrasó con toda forma de vida que se interpuso en su camino. La investigación será presentada en una conferencia el día Jueves 10 de Octubre.

Por Julián Chernov

 

Interpretación de un artista del cometa explotando en la atmosfera terrestre sobre Egipto.

Interpretación de un artista del cometa explotando en la atmosfera terrestre sobre Egipto.

 

El descubrimiento no sólo ha proporcionado la primera prueba definitiva de un cometa impactando la Tierra, hace millones de años, sino que también puede ayudarnos a descubrir, en el futuro, los secretos de la formación de nuestro sistema solar. “Los cometas siempre visitan nuestro cielo – son reconocidos como “bolas de nieve sucias” por estar mezcladas con polvo – pero nunca antes en la historia habíamos encontrado material de uno de ellos en la Tierra”, afirma el Profesor David Block de la Universidad de Witwatersrand en Johannesburgo.

Noticia relacionada: Descubren tres pirámides antiguas en la Antártida

El cometa cayó a la Tierra justo sobre Egipto, hace unos 28 millones de años. Al entrar en la atmósfera, explotó, calentando la arena debajo a una temperatura de alrededor de 2000 grados Celsius, lo cual resultó en la formación de una enorme cantidad de vidrio de sílice de color amarillo que yace dispersa sobre un área de 6000 kilómetros cuadrados en el desierto del Sahara. Un magnífico ejemplar del vidrio, pulido por los antiguos joyeros, se encuentra en el broche de Tutankamón: la piedra con forma de escarabajo de color amarillento (se observa abajo, en la foto).

 

 

La investigación, que se publicará en la revista Earth and Planetary Science, fue llevada a cabo por una colaboración de geocientíficos, físicos y astrónomos, incluyendo Block, y el autor principal, el profesor Jan Kramer, de la Universidad de Johannesburgo; el Dr. Marco Andreoli de la Corporación de energía nuclear de Sudáfrica y Chris Harris de la Universidad de Ciudad del Cabo.

El centro de atención de este equipo se enfocaba en una misteriosa piedra negra, encontrada años antes por un geólogo egipcio en el área de la explosión. Después de diversos análisis químicos altamente sofisticados, los autores llegaron a la increíble conclusión de que representaba el primer espécimen conocido que formó parte del núcleo de un cometa, y no simplemente un tipo poco común de meteorito.

Noticia relacionada: Recuperan 14 piezas robadas de un museo de Egipto

Kramers describe esto como un momento decisivo en su carrera: “Es típico de la euforia científica cuando se eliminan todas las demás opciones y se llega a la conclusión de lo que se supone debía ser”, dijo. El equipo ha denominado al diamante “Hypatia”, en honor a la primera matemática, astrónoma y filósofa conocida, Hypatia de Alejandría.

“Los cometas contienen los mismísimos secretos para develar la formación de nuestro sistema solar, y este descubrimiento nos da una oportunidad sin precedentes para estudiarlos con material de primera mano”, dice Block.

Noticia relacionada: Idol Rock, la roca gigante en eterno equilibrio

Éste descubrimiento puede convertirse en uno de los mayores logros conseguidos por el ser humano, siendo el punto de partida de numerosos estudios e investigaciones que abarcan desde la extinción de nuestros lejanos predecesores, los dinosaurios, hasta los primeros datos fehacientes acerca del origen de éste relativamente pequeño rincón del universo, conocido como Vía Láctea, nuestra galaxia.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Buenas noticias relacionadas