Entretenimiento

Gran tenor venezolano elige difundir música de su tierra

Aquiles Machado, habitué de teatros de ópera en Roma, Madrid o Tel Aviv eligió volver a sus raíces, y divulgar las canciones de su patria en bares.

 

Buendiario-Aquiles-Machado-venezuela

 

Ópera de Roma, Teatro Real, Gran Teatro del Liceo, Auditorio Charles Bronfman de Tel Aviv, Ópera de Florencia. Todo eso ya lo conoce Machado, pero quería reconectarse con sus orígenes. Por eso ahora canta en bares y locales de copas. “Quería reencontrarme con la música tradicional venezolana”, cosa que no quiere hacer “desde el mundo clásico hacia el mundo popular, en que aquél invade éste, sino todo lo contrario: que esa esencia popular se permee a nuestro trabajo clásico”.

A través de la productora venezolana Guataca Nights, lanza “La canción de Venezuela”, acompañado por el guitarrista Aquiles Báez y un grupo de músicos. “Me pareció una extraordinaria oportunidad, sobre todo ahora, aprovechando la situación que vivimos muchos venezolanos que estamos lejos de nuestro país. Siento la necesidad de volver a acercarme a mis raíces”. “Para mí es un reto poder afrontar la música de esta manera. Hacer música venezolana es algo que a mí me toca profundamente el corazón y el alma. Realmente, es un proyecto orientado a explorar nuestras raíces y su intención es descubrir nuevas sonoridades”.

Es una tarea muy importante dar a conocer la no tan famosa música de su tierra. “Tiene muchas facetas y tiene muchísimas caras –explica Machado–. Venezuela es una amalgama de culturas: andina, africana, caribeña, llanera… Tiene mucha influencia de la música andaluza, del folclore canario, del brasileño. Tiene ritmos africanos, del Caribe. Y es distinto en cada región de Venezuela”. A su vez el cantante explica que “no es sencilla de hacer y precisamente por eso no ha tenido la misma difusión. Darle a esa música un formato camerístico y poder sacarla de nuestras fronteras es un trabajo muy interesante y por eso estoy en este proyecto”.

“Yo quería acercarme a la música popular no desde el punto de vista del cantante lírico; he querido entender qué pasa dentro de la vocalidad popular y tratar de aplicar la técnica que yo conozco como cantante a una estructura más limpia, más clásica. Igual que no canto a Donizetti como a Verdi, ni a Verdi como Puccini, desearía acercarme a la música popular dentro de su forma expresiva”, narra.

Aquiles Machado lleva más de veinte años viviendo fuera de Venezuela. “Una de las razones por las que he querido hacer música folclórica venezolana es porque, de alguna manera, siento una responsabilidad hacia mi país. Como artista quiero acercarme a la música de mi terruño y gritarla con toda emoción. Una de las cosas más bellas que tiene Venezuela es su música, que no está vinculada al pasado, sino que está muy presente en los venezolanos y en sus vidas; reivindicándola se reivindica al país”, cuenta Machado, emocionado. Y así, de la élite al pueblo, el artista cumple una misión con su país.

Visto en ABC

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Buenas noticias relacionadas