Acción / Reacción

Google lanza nano píldora que busca células cancerígenas

Detectar el cáncer puede pronto ser muy sencillo, gracias a la sección de ciencias vivas del gigante tecnológico, según anunció en una conferencia su supersecreto laboratorio Google[x].

 

Buendiario-Google-X-cancer-pildora-2

Científicos trabajando por el bien de todos.

 

“Nos apasiona pasar de lo reactivo a lo proactivo, y queremos aportar las herramientas para que eso sea posible”, explicó Andrew Conrad, jefe del departamento de ciencias vivas. Esta es la tercera iniciativa de salud de Google[x] después de la lente de contacto que detecta diabetes y del utensilio que permite controlar el Parkinson en pacientes.

El producto consiste de una píldora formada de partículas magnetizadas con anticuerpos que neutralizan enfermedades en etapas nacientes. Las partículas se expanden por el organismo y sólo reaccionan a células anormales; un accesorio externo “recluta” nuevamente a las nanopartículas para obtener información de qué pasa en el cuerpo, o si hay síntomas de cáncer.

“Piensen en un auto en miniatura que se maneja a sí mismo. Podemos hacerlo estacionar donde querramos”, ejemplificó Conrad para ser más claro. En el escaneo, las células enfermas se ven fosforescentes al contacto con las nanopartículas, facilitando la tarea. Las implicancias en medicina son múltiples para el invento: desde evitar ataques al corazón, revelando la presencia de placas arteriales a punto de quebrarse, hasta el desarrollo de diagnósticos postoperatorios.

Una gran ventaja de la píldora es que ya no sería necesario ir al médico para dejar muestras de sangre y orina. Según Conrad, con tomar la pastilla y monitorear el progreso bastaría. Esa información podría subirse a la nube y que los médicos la levanten de allí. “El médico puede decirte que las cosas fueron bien por 312 días pero que en los últimos dos meses hay síntomas de enfermedad”, detalló.

La información personal no la manejaría Google, siempre sospechado de manejar demasiado información. “Nosotros creamos la tecnología para que luego otros la pongan en práctica”, dijo Conrad, alejándose de cualquier idea de monopolio. Google confía en que esta nueva tecnología estará en manos de todos los doctores en la próxima década, y el siguiente paso -en el que ya están avanzando- es que la píldora no solo detecte las células anormales sino que les administre la medicina en el momento. Por supuesto que habría profesionales que analizan lo que ocurre en el cuerpo antes de destruir o modificar las células afectadas.

“Queremos prevenir la enfermedad. Nuestro enemigo es la muerte innecesaria”, concluyó Conrad, quien coordina a un equipo de cien astrofísicos, químicos e ingenieros detrás del proyecto. Una gran noticia.

Visto en Tech Crunch

Agradecemos a Ezequiel Baril por enviarnos esta noticia.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Buenas noticias relacionadas