Pura vida

Ginebra: nuevos vagones eléctricos se recargan al parar

En Europa es habitual encontrarse con trolleys, un modo eficiente y limpio de transporte. El problema de este medio son los cables que alimentan a los vagones, ¿Pero qué pasaría si el sistema fuera eléctrico? Ginebra implementó esta modalidad, donde las paradas recargan a cada unidad y se evita así enredos de cables que cubren el aire.

 

La nueva línea de Ginebra, eléctrica y sin cables

La nueva línea de Ginebra, eléctrica y sin cables

 

La clave es la carga super veloz de los trolleys, que en cada detención se recargan. Así, no sólo se logra un medio de transporte más sustentable y ecológico, sino una visual más estética y clara de las ciudades. La innovación se llama “carga flash”, y reemplaza la carga eléctrica contínua por breves cargas veloces, suficientes para que la línea llegue a la siguiente parada. Ahorro, limpieza e inteligencia al servicio de mejorar el servicio.

Noticia relacionada: Tel Aviv inaugura colectivos eléctricos y sustentables

La iniciativa pertenece a Ginebra, Suiza, ciudad que se alió al gigante tecnológico ABB y al fabricante de buses Hess para lanzar este novedoso concepto. La ruta piloto del sistema va desde el centro de exhibiciones de la ciudad a la estación de trenes, con tres puntos de carga a lo largo del camino. Cada vagón articulado tiene una capacidad para 135 personas y se detiene 15 segundos en cada estación de carga; la misma se produce a través de un brazo dirigido por un laser que se conecta a las unidades antes de que retomen su viaje. La idea no es recargar la batería por completo, sino tan sólo entre 5 y 10 por ciento por vez.

Noticia relacionada: Camino en Corea del Sur carga a vehículos eléctricos

Claes Rytoft, alto dirigente de ABB, explica que la ventaja no es sólo librarse de los cables aéreos, sino el ahorro en costos y la mejor administración de la energía usada. “Los costos de infraestructura bajan porque ya no hace falta instalar cables, basta con poner una estación de carga cada cierta cantidad de kilómetros”, explica el gerente, quien destaca además la nueva flexibilidad de los trolleys, “muy limitados en su movilidad, ya que deben estar pegados a las líneas de tensión que cuelgan sobre ellos”.

Noticia relacionada: Autos eléctricos plegables para calles muy transitadas

La prueba del sistema continuará hasta Febrero, punto en el cual la ciudad determinará si la idea se aplica a todas las líneas en funcionamiento. Rytoft dijo que hay varias ciudades en tratativas para instalar el concepto, y que el mismo pronto reemplazará a buses que funcionan en base a diesel. “Creemos que muchos buses pasarán a ser eléctricos en breve. El petróleo subirá y las baterías eléctricas bajarán, el mercado sustentable crecerá”, vaticinó el responsable de un gran proyecto, amigable con el ecosistema.

Visto en Fast Co. Exist

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Buenas noticias relacionadas