Buen Samaritano

¡Fuerza y bondad! Devuelve bolsa con de 34 kg de dólares

La encontró en medio de una ruta y cuando quiso moverla para evitar un accidente de tránsito se percató de lo mucho que pesaba, y de que su contenido era valioso.

 

buendiario-Fuerza-bondad-Devuelve-bolsa-34-dolares

 

Un hombre de Utah, en los Estados Unidos, se convirtió en el hombre más fuerte del mundo esta semana, no por haber sido capaz de mover una bolsa de dólares que pesaba 34 kilos, sino porque la devolvió a la empresa de caudales que la había perdido.

De todas las rarezas que uno se puede encontrar en la ruta, Dan Kennedy se llevó la sorpresa de su vida el martes pasado, cuando quiso mover la bolsa naranja que estaba obstruyendo una autopista en las afueras de Salt Lake City, en Utah, informó el sitio Deseret News. “Pensé que iba a ser liviana. Cuando me agaché a levantarla, pero no la pude mover”, relató Kennedy, quien realizó el descubrimiento en la autopista I-80 cerca al aeropuerto de Salt Lake City. El hombre logró levantar la bolsa y la llevó a su trabajo, desde donde llamó a la Policía.

Como era de esperarse, el dinero tenía dueño y en este caso era de los clientes de la transportadora de caudales Brink’s, solo que se había caído a la autopista en medio del traslado. “Era obvio que se trataba de fajos y fajos de dinero… había billetes de 50, de 100. Definitivamente no era una bolsa de monedas”, aseguró Brady Zaugg, uno de los oficiales de la Policía de Caminos de Utah que acudió al llamado de Kennedy, quien había guardado la preciosa carga en el baúl de su auto.

Noticia relacionada: Devuelve $200 mil tras ubicar a su dueña por Facebook

El saco de dinero medía 1,2 metros de altura por 60 centímetros de ancho y pesaba unos 34 kilos, según confirmaron las autoridades. El valor total de la carga fue difícil de calcular debido a que la bolsa estaba repleta de sobres plásticos más pequeños y había alrededor de 22 mil dólares en cada uno.

“En todos mis años de servicio, nunca vi que una bolsa de dinero saliera disparada de un camión de caudales. Era como de una película de espías”, explicó el oficial Zaugg. Su compañero y él constataron que los sellos de los fajos no estaban rotos, lo que implica que Kennedy “hizo lo correcto”. “No es que tuvo un dilema moral. Ni siquiera se sentó a pensar en otras posibilidades. Sólo hizo lo correcto”, describió el oficial. “La gente de Brink’s apareció en seguida y sus representantes resolvieron el problema”, explicó.

Al parecer, el conductor del camión de caudales pasó por arriba de un bache importante en una de las salidas de la autopista y el movimiendo brusco del vehículo provocó que se abrieran las puertas de atrás y una de las bolsas saliera despedida.

 

Visto en Minuto Uno

Agradecemos a Perla Wior por enviarnos esta noticia.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Buenas noticias relacionadas