Buen Samaritano

Fotógrafo vuelve realidad sueños de niños enfermos

Shawn Van Daele eligió tener un gesto con algunos pequeños a los que la vida les dio un revés. Mediante la fotografía y la imaginación, les dio la oportunidad de ser piratas, princesas, superhéroes y hadas, al menos por un rato.

 

 

El espacio exterior, la tupida selva, la tierra de los castillos góticos o planetas lejanos: no parece haber límites para el mundo (o los mundos) que Shawn Van Daele ofrece a este conjunto de infantes. La tarea que el fotógrafo canadiense se propuso es noble y generosa, y con muy poco ha logrado hacer estallar de felicidad a niños que día a día pelean con enfermedades duras y complejas, que tal vez no están aún preparados para combatir.

Noticia relacionada: Los sueños de un niño chino convertidos en arte por su madre

Así, hace dos años que Van Daele, originario de Eden Mills, Ontario, recorre diferentes regiones de Estados Unidos y Canadá, regalando su magia a quien la necesite, sin pedir a cambio más que una sonrisa o la posibilidad de ayudar. Su proyecto se titula The Drawing Hope Project (“Dibujando esperanza”). Entre sus logros se puede incluir haber convertido a una pequeña en la Reina de los Caramelos, en Príncipe de las Jirafas a un bebé y en una mariposa a otra chiquita que apenas podía creer lo que veía.

El procedimiento es sencillo y colaborativo: Van Daele les pide a los niños – a los que visita en hospitales y casas – que dibujen eso que sueñan y que más les gustaría ver. El, a través de un retrato de los niños y con la ayuda de herramientas digitales, vuelve ese alocado sueño realidad. Y, hasta ahora, jamás ha fallado: las sonrisas de los niños brotan, incluso lágrimas, todo lo que continúa es alegría, emoción, sorpresa iluminada.

Noticia relacionada: Artista coreana convierte su estudio en mundos surreales

“Quiero despertar en ellos la magia de la infancia, y regalar a los chicos y sus familias un momento de felicidad en momentos difíciles de sus vidas, para que vean que todo es posible”, expresa Van Daele sobre su proyecto, una verdadera causa noble que lleva sonrisas e ilusión a quienes más necesitan esa fuerza.

Visto en Huffngton Post

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Buenas noticias relacionadas