Sociedad

Fotógrafa retrata campamento para niños transgénero

Las norteamericana Lindsay Morris no solo es una de las fundadoras del campamento You Are You (Vos sos Vos) sino que retrata la vida en el espacio en el que los niños pueden comportarse sin someterse a los roles de género preestablecidos.

 

Por Matías Ant

 

 

Desde que nacemos. Desde el primer regalo que recibimos. Siempre vestidos, muñecas, juegos de cocina, para ellas y pantalones, pelotas de futbol, autitos y pistolas, para ellos. ¿Por qué? Nadie se lo pregunta. Como si fuera una ley no escrita, rubricada por la historia, incuestionable con el paso del tiempo. Desde que respiramos por primera vez, somos estimulados a actuar y vestir solo como nos vemos, solo desde nuestra genitalidad.
Pero un día tu hija te dice “soy un chico” o al revés. Casi siempre, e incluso a pesar del apoyo de las familias, los chicos transgénero viven ocultos, tapados, aislados socialmente, escondiéndose como si fueran accidentes de la naturaleza, y simplemente porque vivimos una realidad en la que la apariencia es más importante que los sentimientos o la psicología de los chicos que se identifican con el sexo opuesto. El “que dirán” pesa más que el “que sentís”.

Noticia relacionada: Lulu, una niña trans de 6 años recibió su DNI argentino acorde a su género

Ahí radica la importancia del campamento anual “Vos sos Vos”, en el que los chicos transgénero o no conformes con su género, pueden comportarse y expresar con libertad y como se sienten, independientes de su genitalidad. El campamento ofrece un entorno seguro en el que los chicos, junto a padres y hermanos, pueden experimentar su sexualidad sin miedo a risas, burlas, represalias, o agresiones. Sin duda, el inspirador trabajo de la fotógrafa norteamericana Lindsay Morris logra documentar, pero más importante, transmitir la alegría, la felicidad, que se vivencia, durante cuatro días, en este lugar, en el que los chicos pueden comportarse, con naturalidad, siendo ellos mismos, lejos de ese mundo que no los acepta.

“Vos sos Vos” (este no es el nombre real, sino uno ficticio, para proteger la privacidad de los que asisten) empezó nueve años atrás, cuando un grupo de padres se organizaron, con la ayuda de Children’s National Medical Center en Washington, D.C. Morris explica que el campamento – que ahora se realiza cada año en diferentes locaciones de Estados Unidos -, fue creado como un espacio, una oportunidad para que los chicos menores de 13 años tengan la chance de expresar sus identidades junto a otros como ellos, culminando con un show de modas al final del fin de semana.

“Es una chance de ponerlos cara a cara y darles la oportunidad que vean que no están solos”, dice Morris. “Estos chicos, a menudo, se sienten realmente aislados. No importa el apoyo que tengan en sus casas, tienen que ir a la escuela. Es la primera vez que son celebrados y no cuestionados. No tienen la necesidad de explicarse a sí mismos”.

Noticia relacionada: Cantante trans con Barba sorprende a Europa y al mundo

La fotógrafa afirma que para muchos chicos estar en el campamento es una experiencia que les cambia la vida. Muchas son las familias que vuelven año a año. “Es como una reunión. Se siente como una pandilla de amigos que tienen una idea en común: los chicos disfrutan vestirse como chicas y las chicas como ellos”, narra Morris, quien, durante los últimos cuatro años, fue la encargada de sacar fotos en el campamento.

Desde que inició su trabajo, las fotos de Morris, públicas con el permiso de las familias, comenzaron a tomar vida por sí mismas. Una, de hecho, fue tapa de la revista New York Times, lo que generó una gran cobertura mediática en Europa y Estados Unidos.

La publicidad no podría haber llegado en mejor momento, paralelamente a las conversaciones sobre el tema de los derechos transgéneros y de experiencias de vida van cambiando. Muchos consideran sus fotos controversiales. Sin embargo, hace más de un año que llevan recibiendo atención y las respuestas son cada vez más y más positivas. Y afirma: “Mucha gente siente que estos son los temas que los derechos civiles deben abordar en la actualidad”.

Es tanta la trascendencia de su trabajo, que todos los días, su casilla de email se ve inundada de mensajes de padres, activistas y adultos transgénero. Por último, constantemente se encuentra hablando con padres en el campamento respecto de armar una especie de manual o libro que ayude a que espacios similares sean creados en todos lados. “Estos campamentos realmente podrían existir en cada ciudad y en cada país. Estadísticamente, estos chicos están ahí afuera”.

Visto en Fast Co Exist y Playground Mag

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Buenas noticias relacionadas