Mundo

Fondo de petróleo vuelve a todos los noruegos millonarios

El país nórdico cuenta con un fondo de riqueza soberana, lo cual implica que el gobierno tiene reservas para cuidar a todos. Pero, debido al aumento de los precios del petróleo esta semana que pasó, todos los noruegos se volvieron millonarios.

 

 

El fondo fue creado en 1990 y posee el 1% mundial de las acciones petrolíferas, así como bonos y títulos de propiedad desde Londres a Boston. ¿Qué implica esto? Que la nación nórdica tiene fondos acumulados para salvar a todos sus ciudadanos, mientras el resto del mundo corre detrás de sus deudas. Más aún cuando el contador de la web del Banco Central Noruego dio a conocer que en el fondo hay 5,11 trillones de coronas, lo cual equivale a 817.600.000.000 de dólares. Si dividimos entre los 5.096.300 habitantes del país llegamos a la conclusión de que todos poseen virtualmente 160.430 dólares, lo cual los vuelve individualmente ricos y colectivamente millonarios.

Según los cálculos, cada habitante de Noruega es dueño (teóricamente) de un millón de coronas, según anunció el vocero del Banco Central Thomas Sevang. Claro, la cosa es teórica porque el fondo fue creado para ser usado en caso de dificultad o emergencia, y dado que Noruega ha sabido administrar muy bien el petróleo que se encontró en el Mar del Norte en 1969, probablemente nadie use el dinero pronto. Pero está.

Noticia relacionada: Noruega es tan eficiente procesando basura que comienza a importar la de otros países

El fondo se llama oficialmente Fondo Global de Pensión Gubernamental, y su función es mantener estable el mercado del petróleo. “Muchos países han logrado grandes ingresos temporales a partir de sus recursos naturales que produjeron booms a corto plazo pero dificultad a posteriori”, expresó Siv Jensen, Ministro de Finanzas. “El fondo es un éxito porque el Parlamento ha logrado ahorrar pensando en el futuro”, completó Oeystein Doerum, un importante economista.

El Gobierno se permite invertir un cuatro por ciento del fondo cada año para introducir mejoras en el país, lo cual es apenas más que los ingresos que el país genera por la venta de petróleo. O sea que no sólo es el séptimo país del mundo en el mercado de la gasolina sino que es uno de los que más ha aprendido la lección de administrar recursos por el bien de su población.

Noticia relacionada: Pueblo montañoso noruego usa espejos gigantes para que le llegue el sol

Gracias a su riqueza, Noruega sostiene una fuerte política de subveciones y subsidios, apoyos sociales a jóvenes con hijos, personas con enfermedades y ciudadanos de la tercera edad. A su vez, la agricultura también ha recibido un influjo de dinero que le ha permitido crecer y expandirse. Todo lo cual demuestra que la riqueza es económica, pero que es producto de una riqueza aún mayor: la de la sabiduría.

Visto en Reuters

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Buenas noticias relacionadas