Mundo

Filadelfia dice sí a bicis y caminatas, no a los autos

La ciudad norteamericana se convirtió en un ejemplo de política ecológica y saludable, y allí decayó considerablemente el número de autos al mismo tiempo que cobraron fuerza la bicicleta y la locomoción a pie.

 

Estacionamientos para bicis. Ni autos ni motos: vida sana.

Estacionamientos para bicis. Ni autos ni motos: vida sana.

 

Manejar ya no es lo que era en Filadelfia. Sobre todo entre la población joven – incluso con hijos -, se impone la vida sin automóviles. “Elegimos alejarnos de vehículos de cuatro ruedas, para disfrutar más de los trayectos”, cuenta Steven Falkowski, que hace diez años que no maneja autos. En caso de distancias largas, hace uso de un servicio de autos compartidos, que la ciudad instauró para reducir la utilización de vehículos con motor. “Al caminar, uno se cruza con gente que conoce y puede detenerse a charlar con ellos, lo cual fortalece a nuestra comunidad”, cuenta Falkowski.

Lo que ocurre en la ciudad no es un hecho aislado, sino un movimiento cultural. “Entre 2001 y 2009, bajó un 23 por ciento el número de personas de entre 16 y 34 autos que maneja autos en la ciudad”, explica Mimi Sheller, socióloga de la Drexel University. A su vez, el alcalde Michael Nutter se propuse convertir a Filadelfia en la ciudad más ecológica de Estados Unidos para 2015, e impulsa más medidas públicas desde su Oficina de Sustentabilidad. La cosa marcha muy bien.

Noticia relacionada: Norman Foster construirá bicisendas en los cielos de Londres

“Las estadísiticas de 2013 reflejan que cada vez hay menos autos en la ciudad, que ha aumentado el uso del transporte público un 13 por ciento en diez años, que ha crecido el número de edificios que ahorran energía y que ha bajado la polución del aire”, informa un reporte hecho por Pew Charitable Trusts, una ONG que aporta fondos para informar al público y mejorar las políticas públicas. La fundación también reportó que un tercio de las casas de Filadelfia no utiliza autos y que la ciudad tiene el doble de personas que van a trabajar en bicicleta que las otras grandes ciudades estadounidenses. “El uso de bicicletas para ir a trabajar aumentó 151 por ciento de 2000 a 2009”, indica el informe.

 

El alcalde Nutter, en el centro, impulsa el programa de bicis

El alcalde Nutter, en el centro, impulsa el programa de bicis

 

El modelo que la ciudad ha tomado como referente es Copenhague, la capital danesa, que en los últimos años ha desarrollado a gran escala la infraestructura para bicicletas, un verdadero sueño de ciclistas. “Hicimos un estudio sobre los ciclitas de Filadelfia y descubrimos que no siempre eligen la ruta más larga, sino que tienden a preferir la más lenta o linda o la que tiene menos tráfico, para disfrutar más del viaje”, confiesa Sheller, a cargo de dicho estudio.

Noticia relacionada: Hamburgo no tendrá más autos para 2034

Un ejemplo de como las políticas públicas, en coalición con una concientización de la población, pueden llevar a una vida más sana, más rica en sensaciones y mejor tanto en términos de salud como de cuidado del medioambiente y de la felicidad general.

Visto en News Works

Agredemos a María Rubio Zambrini por enviarnos esta noticia.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Buenas noticias relacionadas