Sociedad

Justicia autoriza a priorizar apellido materno en hijos

En Argentina ya hay 4 familias que optaron por poner el apellido materno en primer lugar y se prevé un aumento de casos.

 

buendiario-Familias-optan-priorizar-apellido-madre

 

La ley del nombre fija que cuando el hijo es reconocido por ambos progenitores debe registrarse con el del padre en primer lugar, pero el caso de Verónica, Mariano y su hijo Enzo, sienta un precedente en la provincia de Mendoza y es el cuarto en todo el país.

En sus apenas tres semanas de vida, Enzo Chillo Amoroso es el primer mendocino, y el cuarto argentino, en ser inscripto con el apellido de la madre primero y el del padre después. Verónica (31) y Mariano (40) explicaron que decidieron hacerlo de este modo ya que consideran que, como mamá y papá del pequeño, tienen derecho a elegir. Además, porque plantearon que el hecho de no poder decidir el orden implica una discriminación hacia la mujer. Presentaron un pedido en el Registro Civil de la provincia un mes antes y les entregaron una resolución que los habilitó.

Noticia relacionada: Ley garantiza derecho a identidad en niños adoptados

Verónica Chillo detalla que conoce a la pareja de cordobeses que fueron, en 2012, los primeros argentinos en anotar a su hijo con el apellido materno en primer lugar y el paterno en segundo, ya que son amigos y fueron compañeros de militancia. Ellos tuvieron que llegar a la Justicia con una acción de amparo, porque en el Registro Civil de Córdoba no les aceptaron su pedido. Verónica detalló que con su pareja hablaron de esta posibilidad en cuanto comenzaron a buscar a su bebé. El principal motivo para solicitar que les concedieran inscribirlo antecediendo el apellido materno fue que opinan que la legislación vigente es discriminatoria con la mujer. Es que el padre puede anotarlo él solo, sin necesidad de que la madre esté presente, e incluso, si no quiso reconocer la paternidad cuando nació el pequeño, puede ir años después al Registro Civil y registrar su apellido.

Mariano Amoroso -de Buenos Aires, pero quien también eligió la provincia como lugar de residencia- comentó que tiene muchos sobrinos, le encantan los niños y ha visto cómo han ido cambiando los roles de hombres y mujeres en relación con los hijos, que ahora se comparten más las tareas. Por eso, le pareció que podían cuestionar el “statu quo” con el orden de los apellidos, sobre todo para valorar el rol de la mujer en la crianza. Esto, ya que destacó que es la madre quien trae al niño al mundo y de quien depende muchas veces la vida del pequeño.

Para comenzar el trámite, presentaron una carta dirigida a la directora del Registro Civil de la provincia en la que explicaban los fundamentos de su pedido. A partir de entonces, trabajaron con Julieta Mazzoni, de Asesoría Letrada, quien los acompañó en el proceso. Los papás destacaron la predisposición por parte de las funcionarias y que en un mes les entregaron la resolución para que llevaran a la oficina de Godoy Cruz, donde Enzo fue inscripto.

Aunque para Verónica y Mariano no fue necesario recurrir a la Justicia para que les permitieran anotarlo a su hijo como Enzo Chillo Amoroso y les bastó presentar un escrito con los motivos de su solicitud, también tuvieron que exponer sus razones a las familias de ambos. En particular, porque Mariano es el único hijo varón -tiene dos hermanas- y por lo tanto, el apellido Amoroso “se perdía”.

Noticia relacionada: Libros explican nuevas formas de familia a los niños

Verónica comentó que le pareció curioso que en su familia algunas mujeres le reprocharan que no tuviera en cuenta a su pareja. “Me decían ‘Pobrecito Mariano, ¿cómo le vas a sacar el apellido?’, aunque Enzo lleva los dos”, planteó y agregó que no se cuestionaban qué pasa con el apellido materno. De todos modos, aclaró que no hubo enojos sino que simplemente no entendían la decisión de ambos. También a Mariano le sorprendió que fueran mujeres las que menos aceptaran en un primer momento lo que ellos habían acordado. Y destaca que su papá lo tomó muy bien y le dijo que así como ha tomado tantas decisiones sobre su propia vida, podía elegir el apellido de su hijo. Para él, cuenta, es natural que su pequeño lleve los dos apellidos y que el primero sea el de la mamá, como una manera de reivindicar los derechos de la mujer.

Enzo es el cuarto bebé en el país, manifestaron sus padres, en ser anotado con el apellido materno en primer lugar, y esperan que más familias se sumen a esta opción. En octubre de 2012, la pareja Ezpeleta-Correa obtuvo un fallo favorable del Juzgado de Familia de Cuarta Nominación de la Ciudad de Córdoba, con lo que se sentó precedente en Argentina.

En este se planteó que la ley del nombre -que obliga a inscribir al niño con el apellido paterno primero- es discriminatoria. En 2013, una pareja de La Plata invocó esa resolución judicial para realizar el pedido en el Registro Civil, sin necesidad de presentar una acción judicial. Y en setiembre de 2014, el Juzgado de Familia Niñez y Adolescencia N° 2 de la Ciudad de Neuquén habilitó la misma opción a otros padres.

 

Visto en Los Andes

Agradecemos a Luciana Silva por enviarnos esta noticia.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Buenas noticias relacionadas