Entretenimiento

Familias judías recuperan arte robado por los nazis

Como parte de la brutalidad ejercida contra el pueblo judío, los nazis embargaron y expropiaron valiosísimas obras de arte perteneciente las familias sometidas de toda Europa. Ahora, la Asociación Holandesa de Museos ha identificado 139 obras robadas en ese tiempo, y se está movilizando para que las mismas vuelvan a sus dueños.

 

Una obra de Kandinsky, una de las tantas recuperadas

Una obra de Kandinsky, una de las tantas recuperadas

 

Por suerte, todo en la historia vuelve, de algún modo. Y ahora, casi siete décadas después, el terrible robo de arte perpetrado por los nazis tiene un nuevo capítulo, pero positivo. La Asociación Holandesa de Museos ha identificado 139 obras de arte supuestamente robadas por los ocupantes a los judíos entre 1933 y 1945. Así, tras cuatro años de investigar fondos de 162 salas de arte, en 41 de ellas se hallaron obras que ahora volverán a las familias a las que pertenecieron.

Noticia relacionada: Resurgen fotos a color de judíos polacos hacia 1939

Al menos 61 de las piezas tienen ya un posible dueño original. El gobierno holandés, sumado a la iniciativa, abrió una página web especial, denominada “adquisiciones museísticas”, una especie de catálogo digital donde se pueden encontrar los 69 cuadros, 24 dibujos, dos esculturas, 31 objetos de artesanía y 13 piezas religiosas recuperadas, años después de la ocupación alemana de Holanda. En el lote se encuentran cuadros de Matisse, Kandinsky, Lissitzky, Hans Memling, Jan van Goyen o los miembros de la Escuela de La Haya Isaac Israëls y Hendrik Breitner.

 

Matisse, otro de los maestros cuya obra fue robada por los nazis

Matisse, otro de los maestros cuya obra fue robada por los nazis

 

“Este trabajo refleja la naturaleza misma de la labor de un museo. Es decir, analizar nuestras colecciones y contarle al público nuestros hallazgos. Que haya pasado mucho tiempo desde 1933 no es excusa para no rastrear la procedencia de las obras”, comentaba Siebe Weide, director de la Asociación de Museos.

Noticia relacionada: Ladrón de cuadros demanda a museo holandés por no proteger sus obras

“Haber reunido esta información sobre la problemática procedencia de las colecciones de los museos hace justicia a las víctimas de la segunda Guerra Mundial. A su vez, subraya la responsabilidad y transparencia con que tratamos nuestras colecciones públicas”, añadió Jet Bussemaker, ministra de Cultura holandesa. Otros países como Francia, Estados Unidos o Alemania ya habían encarado misiones similares, para devolver las obras.

 

Una familia judía holandesa, en los tiempos previos a la ocupación

Una familia judía holandesa, en los tiempos previos a la ocupación

 

Durante la ocupación nazi de Holanda (1940-1945), las familias judías que poseían obras de arte sufrieron el robo o fueron forzadas a vender a bajo precio sus tesoros. Muchas de esas piezas fueron adquiridas, de buena fe, por los museos nacionales a marchantes privados y casas de subastas. La mayoría de las ahora catalogadas se encuentran en el Rijksmuseum y el Stedelijk, ambos en Ámsterdam. También las hay en el Museo Municipal de La Haya; Boymans van Beuningen, de Rotterdam; Kröller-Muller, en Otterlo, o Van Abbemuseum, en Eindhoven.

Noticia relacionada: Descubren en Amsterdam nueva obra de Van Gogh

La Asociación Holandesa de Museos espera que los posibles dueños reconozcan las obras, a través de fotos de las casas de sus antepasados o de cartas donde son mencionadas. El gobierno holandés creó para este fin en 2002 a la Comisión para la Restitución (de obras robadas durante la II Guerra Mundial), dedicada a investigar a fondo el origen de la Colección Nacional. Lentamente, la historia comienza a revertirse, y para bien.

Visto en El País

Agradecemos a Silvana Churba por enviarnos esta noticia.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Buenas noticias relacionadas