Opinión

Fallo limítrofe Perú – Chile: ¡Todos juntos es posible!

Por Sebastián Díaz de Valdés Cifuentes.

La madrugada del lunes 27 de enero, ad-portas del fallo limítrofe entre Perú y Chile, unas 4.500 personas estábamos cantando y saltando “Todos Juntos”, coreando con mágica emoción que “Este mundo es uno y para todos. Todos juntos vamos a vivir”.

El cansancio de la intensa noche se esfumó como una lágrima ante una tierna sonrisa. Y quienes nos congregamos en ese lugar, logramos conectamos en un himno de unidad y esperanza para un nuevo tiempo que se ha venido gestando en la consciencia de muchos seres humanos.

Esta singular reunión fue en honor a una de las bandas más importantes que ha existido en nuestro continente y que en este recital culminaban la celebración de sus 50 años de vida. En los que han forjado una historia de integración de todos los pueblos y culturas a través de la maravillosa identidad latinoamericana. Esta banda son Los Jaivas, uno de los pocos grupos que ha interpretado sus obras por todo el mundo, llegando a lugares donde pareciera imposible tocar, como lo fue en la Antártida y Machu Picchu en los años 80’s y en los rincones más remotos y concurridos de la tierra hasta nuestros días.

En las grandes pantallas del escenario se hermanaban todas las banderas de nuestro continente en una sola. Y el canto de “Todos Juntos”, probablemente la canción más popular de Los Jaivas, presagiaba lo que muy pocos vivieron al día siguiente.

Al parecer, esas 4.500 personas fuimos como una gota de agua en el mar, ya que luego del fallo limítrofe, gran parte de los chilenos y peruanos se enfrascaron en las separaciones y divisiones de siempre y que tanto daño nos hacen. Olvidamos que ese “otro” es un ser como tú y como yo, y que finalmente somos todos “Hijos de la Tierra”, nombre de otra de las grandes canciones de la banda.

Esta falsa necesidad humana del viejo tiempo que nace desde el miedo: construir fronteras artificiales, debe de una vez por todas disiparse. Porque dejamos de vivir en la hermandad y comenzamos a agredir a nuestro hermano, olvidando la regla básica de la existencia que “aquello que hago al otro, me lo hago también a mí mismo”. Y peor aun cuando entramos en divisiones humanas que afectan a la naturaleza, ya que finalmente el mar no es peruano, ni chileno, ni de ningún país. El mar, como alguien dijo sabiamente, es de los peces y de todos los seres que habitan ese misterioso y abundante mundo que muy pocos conocemos realmente.

Es hora de transitar hacia la sincronía con nuestra naturaleza, probablemente ese sea el camino para comprender que Peruanos, Chilenos, Argentinos…y Zimbabuenses “Somos Todos Uno”.

Pero ¿cuál es la buena noticia entonces?. La buena noticia es que este momento es una tremenda oportunidad para mirar al otro a pesar de todas las diferencias estéticas y culturales que tengamos. Y darse cuenta que la esencia de él/ella es, con absoluta certeza, la misma que te ha permitido a ti estar vivo aquí y ahora. La buena noticia fueron todos aquellos, probablemente muchos más de los que creo, que dijeron que esto debe servir para avanzar en comunidad y cooperación mutua. Todos aquellos desde diversos lugares que enviaron un saludo o un pensamiento de buenas intenciones a su hermano que se encuentra “al otro lado”…en el mismo planeta, pero en “otro” país (suena hasta ridículo, cierto).

Finalmente y como dicen Los Jaivas en la misma canción Todos Juntos: “Para que vivir tan separados, si la Tierra nos quiere juntar. Si este mundo es uno y para todos. Todos juntos vamos a vivir”.

Quiero despedirme dejando para ustedes 3 obras épicas de esta mítica banda. Regálate esta media hora para escuchar y ver seguidamente estas maravillas de la música, estoy seguro que serán una experiencia sorprendente.

1. La Poderosa Muerte: increíble canción del Disco Alturas de Machu Picchu, con la letra del nobel Pablo Neruda y filmada en el mismo asentamiento incaico. Alucinante.

 

 

2. Canción del Sur: sublime obra y poesía musical grabado en la Antártida.

 

 

3. Todos Juntos: La canción más popular de Los Jaivas, un himno de unidad y consciencia.

 

 

¡¡Un gran abrazo y te deseo lo mejor en todo!!

Sebastián Díaz de Valdés Cifuentes
sebadvc@gmail.com

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.