Acción / Reacción

¡Experimento revela que monos aprenden a sumar!

El test, realizado durante tres años, comprobó que los primates son capaces de aprender a sumar, demostrando que no es una habilidad exclusiva de los seres humanos.

 

 

Los macacos comparten con los seres humanos el 97,5% de sus genes, un porcentaje que baja al 93% si se comparan las secuencias de ADN en común. Un parecido genético bastante similar al que guardan humanos y chimpancés, que hace unos seis millones de años se separaron evolutivamente de nuestros ancestros, frente a los 25 millones de años transcurridos desde que los macacos siguieron una evolución distinta.

Cuanto más se observan genomas y comportamientos, más sorprendentes son las similitudes. Y en ese sentido se inscribe un nuevo estudio, que muestra habilidades aritméticas de los macacos hasta ahora desconocidas. Antes se había descubierto que los macacos pueden aprender a contar, descartando así que la comprensión de conceptos numéricos dependa de la adquisición del lenguaje humano, pero este es un paso más.

Noticia relacionada: Descubren que ciertos monos, lobos marinos y cacatúas tienen sentido del ritmo

La nueva investigación, publicada en la revista Proceedings of the National Academy of Sciences (PNAS), demostró que cuando son entrenados a largo plazo, estos monos son capaces de sumar cifras y realizar cálculos sencillos para estimar qué cantidades son mayores. “Diseñamos este experimento para explorar el papel del aprendizaje en la organización del cerebro”, explicó Margaret Livingstone, profesora de Neurobiología en la Facultad de Medicina de Harvard.

El estudio se realizó con tres ejemplares adultos jóvenes de macacos Rhesus, los cuales son capaces, por ejemplo, de reconocer su imagen en un espejo. El aprendizaje duró tres años y consistió en sesiones individuales de dos a cuatro horas diarias, siete días por semana. Las clases se organizaron en diversas fases y los ejercicios se planteaban a través de una pantalla táctil, en la que se presentaban dos opciones a los monos. Los animales se familiarizaron con los números y aprendieron a asociar 26 símbolos abstractos con diferentes recompensas.

Noticia relacionada: Estudio comprueba que los elefantes distinguen idiomas y voces

Cuando se mostraban en la pantalla táctil dos símbolos, en el 90% de los casos los macacos tocaban el que les otorgaba una recompensa (agua o jugo) mayor. El número de gotas de líquido que recibía el mono era la suma de las dos cantidades representadas por los símbolos. En la mayor parte de los ensayos, optaron por la opción más ventajosa. Por ejemplo, si debían elegir entre un único símbolo que representa ocho gotas y la pareja 6+1, optaban por el primero. En otro caso, por ejemplo, optó por la pareja de símbolos abstractos que equivalían a 9+13 =22 , en lugar del símbolo cuyo valor estaba asociado a 19 gotas.

En su estudio, para evitar que los macacos memorizaran las respuestas, Livingstone usó una gran cantidad de símbolos y combinaciones, prueba de la inteligencia de dichos monos. El cerebro de los primates es una gran fuente de información para conocer mejor el nuestro y ahora la doctora Livingstone ya tiene pensado su próximo experimento: “Queremos ver si pueden multiplicar”, adelanta.

Visto en Proceedings of the National Academy of Sciences (PNAS)

Agradecemos a Perla Wior por enviarnos esta noticia

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Buenas noticias relacionadas