Mundo

Europa da el sí al “Impuesto Robin Hood” para 2014

Este año ya suman once los países europeos en dar su bendición al “Impuesto Robin Hood”, un impuesto a las transacciones financieras que las grandes empresas pagan y que va destinado a fines sociales. La lista incluye a países de la talla de Francia, España, Alemania e Italia.

 

La propuesta para el impuesto nació en el Reino Unido en Febrero de 2010, cuando ONGs como Christian Aid, Comic Relief y UNICEF empezaron a militar a su favor. El gobierno británico pronto se expresó a favor de la propuesta, apoyando que se produza un considerable movimiento de riquezas desde el sector financiero hacia sectores más necesitados. Pronto se sumaron a la causa celebridades como Bill Nighy, quien realizó el video promocional del nuevo impuesto (y que encabeza esta nota). Promediando 2011, el apoyo de importantes formadores de opinión – como los ganadores del Nobel Joseph Stiglitz y Paul Krugman, Bill Gates, o los mandatarios Nicolas Sarkozy y Angela Merkel – logró que la propuesta llegara a la Comisión Europea, lo cual desembocó que en Diciembre de 2012 se aprobara el proyecto en el Parlamento Europeo y que lo mismo ocurriera en el Consejo de la Unión Europea el pasado Enero de este año.

Ahora, tras sólo tres años de campaña, este nuevo impuesto con fines sociales va camino a ser una realidad. Al apoyo de las cuatro grandes potencias europeas se suma el de países como Austria, Bélgica, Portugal, Grecia, Eslovenia, Eslovaquia y Estonia. Se espera que entre en vigencia a nivel europeo a comienzos de 2014.

El nombre del impuesto proviene de Giulio Tremonti, Secretario del Tesoro italiano en 2010, quien presentó un impuesto a las empresas generadoras de energía, al que llamó “Impuesto Robien Hood”, por su intención de quitarle a los ricos para darle a los pobres, como el héroe literario.

Los impuestos a las transacciones financieras se aplican a grandes empresas, y suelen ser destinados para obras de bien público y social. Se aplican sobre todo a la compra y venta de acciones, bonos, commodities, trusts, fondos mutuales y opciones de compra. En Francia, por ejemplo, el gobierno aplicó un impuesto del 0,2 por ciento a las transacciones comerciales llevadas a cabo por empresas cuyo valor supera los cien millones de euros. Ese dinero va destinado a acciones para reducir la pobreza y expandir la conciencia sobre el HIV y sus modos de prevención.

“El Impuesto Robin Hood es una alternativa muy necesaria a las campañas de austeridad vigentes en Europa hoy, y con él se pueden recaudar miles de millones de euros al año para ayudar a quienes viven en la pobreza”, comenta un vocero ligado a la campaña británica.

Más allá de actual éxito de la propuesta en Europa, en Estados Unidos también han surgido grupos de apoyo, quienes también impulsan la idea de que exista un impuesto a las transacciones llevadas a cabo por los bancos de todo el país, y se han movilizado para que su mensaje llegue al Congreso y a la Casa Blanca. Quienes se oponen a la medida alegan que puede reducir el volumen de intercambio de productos financieros, lo cual puede ocasionar desempleo, o bien que las empresas pueden llegar a subir los precios de sus productos, ocasionando que el impuesto recaiga, en realidad, en el consumior. Pero estas especulaciones no han tenido tanto peso como las miradas favorables, y todo indica que para 2014 Europa comenzará a quitarle a los más ricos para darle a quienes más sufren los efectos de la crisis.

Visto en Robin Hood Tax UK

2 comentarios en “Europa da el sí al “Impuesto Robin Hood” para 2014”

  1. LadyG dice:

    Esperemos que no lo trasladen en precios al consumidor…

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Buenas noticias relacionadas