Entretenimiento

¡Estrena performance que invita a dormir en la función!

Dream of the red chamber (“El sueño de la habitación roja”), una performance que comienza hoy en Nueva York, explora qué pasa cuando el público no presta atención a lo que pasa a su alrededor y se entrega a una siesta. ¡Zzz!

 

 

Durará solo algunas noches, pero en ciertos círculos neoyorquinos hay mucho entusiasmo. Se trata de una pieza performática que invita al público a quedarse dormido. La obra, ideada por el director Jim Findlay se titula “El sueño de la habitación roja”, y es una interpretación abstracta de una novela china del siglo XVIII que tiene 2400 páginas de extensión. Findlay leyó dicha obra hace veinte años, pero recientemente – ¿En un sueño? – se le ocurrió la idea de convertir al libro en un evento teatral.

La performance comienza hoy y durará 61 horas, a lo largo de ocho días. Dos de los shows durarán toda la noche. El rol como espectador es simple: encontrar una de las cuarenta camas disponibles, relajar la cabeza contra la almohada y dejarse arrastrar hacia un sueño profundo. “Buscamos responder a la gran pregunta: ¿Qué hace la gente una vez que recibe el permiso, e incluso se la incentiva, a no prestar atención? Esta pieza es mi forma de responder a esa pregunta”, explica Findlay.

Noticia relacionada: Artistas de Nueva York viven diez días dentro de una rueda de hamster gigante para performance

¿Podemos llamar a esto una obra de teatro? Más bien se trata de una performance colectiva, o de una instalación sónica artística. “El sueño de la habitación roja” no tiene una narración linear, porque tampoco los sueños la tienen. Findlay dice que, además de la novela, usó como inspiración las películas de Werner Schroeter y las creaciones del artista de vanguardia (y compositor) La Monte Young. Su obra incluye visuales, trabajos con la acústica y performers femeninas en vivo.

“En vez de moldear sonidos específicos para generar respuestas emocional específicas, mis colaboradores y yo nos dedicamos a crear loops y riffs pensados para meterse en tu subconsciente, en vez de entrar por la puerta delantera de tu cerebro a los gritos”, explica simpáticamente Findlay.

Noticia relacionada: En Suiza crean un instrumento que permite “ver” la música

Puede que suene esotérico, pero el director no es ambiguo respecto a sus intenciones. “No estamos haciendo tonterías con esto, estamos creando sueños reales. Y el territorio liminal entre el sueño y la vigilia es generalmente el que los integrantes del público consideran el más poderoso”.

La obra se desarrollará en el Brill Building, en Times Square, Nueva York City. Comienza hoy, 9 de Mayo, y termina el 17. Es totalmente gratuito, y no hay hora de llegada o de partida: uno aparece, como en los sueños, y se deja llevar por la propuesta.

Visto en Fast Co. Design

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Buenas noticias relacionadas