Mundo

España y OTAN devuelven base militar a Afganistán

La bandera afgana ya ondea en la base Ruy González de Clavijo, en Qala-i-Naw (Afganistán). A las once de la mañana (las ocho y media, en España) de este miércoles, se han arriado las banderas española y de la OTAN y la base, inaugurada en 2010, ha sido transferida al Ejército Nacional Afgano en un acto presidido por el ministro de Defensa español, Pedro Morenés, junto al gobernador de la provincia de Badghis, Ahmadullah Alizahi.

 

buendiario - Espana y OTAN devuelven base militar a Afganistan

 

El repliegue de Qala-i-Naw “es la operación logística más importante de los últimos años” de las Fuerzas Armadas Españolas, según han reconocido fuentes de Defensa por el volumen del repliegue y la dificultad de extraer el material en “una isla en el terreno sin salida al mar”. La operación, que costará 24 millones de euros, permitirá repatriar 4.285 toneladas de material, valoradas en 310 millones de euros. Hasta el momento, se ha efectuado el 30% del repliegue, y el resto deberá concluir antes de que finalice el año.

Noticia relacionada: Escuela de Afganistán enseña a niñas a defenderse

Desde el pasado junio, un total de 13 convoyes, denominados dromedarios, han realizado la ruta por tierra entre Qala-i-Naw y Herat, un “penoso” recorrido de 150 kilómetros con fuertes cambios de altitud de -800 metros a la salida de Qala-i-Naw a 2.300 en el paso de Sabzak- y que puede extenderse de 12 a 24 horas. Helicópteros tigre han acompañado a los convoyes para hacer frente a posibles hostigamientos. No obstante, según Defensa “ha habido muy pocos incidentes”. Solo en uno de los convoyes se detectaron dos artefactos explosivos que habían sido colocados en la ruta. “Pero los helicópteros no han tenido que abrir fuego porque su sola presencia ha disuadido los ataques”, han explicado fuentes de Defensa.

Tras el repliegue de las fuerzas españolas de Badghis, la seguridad de la provincia será responsabilidad de la 3ª Brigada del 207 Cuerpo del Ejército Afgano, bajo el mando del general Dawood Wadar, que ha calificado el día del traspaso de la base de “glorioso” e “histórico”. “Ha comenzado una nueva andadura bajo nuestra responsabilidad”, ha reconocido, al tiempo que ha agradecido el trabajo de los consejeros españoles de seguridad: “nos han adiestrado, nos han forjado y nos han preparado”.

Noticia relacionada: Niños de Afganistán escapan de la violencia en patineta

Según han reconocido tanto las autoridades afganas como las españolas, “la provincia de Badghis ya no es lo que era”. De los apenas 100 policías afganos que había en el territorio en 2005, las fuerzas del país asiático han asumido ahora “plenamente el control” y “pueden operar con independencia de la ISAF [la misión de la OTAN en Afganistán]”. Además, España ha invertido de forma directa 55 millones de euros en Badghis, lo que ha permitido a laAgencia Española de Cooperación (AECID) desarrollar desde 2006 programas para mejorar e incrementar la productividad de cultivos, construir siete clínicas básicas rurales y tres institutos de educación secundaria, proporcionar acceso al agua a la población y pavimentar las calles de Qala-i-Naw.

No obstante, el gobernador de Badghis ha reconocido que la responsabilidad de continuar con el desarrollo y la sostenibilidad depende de Afganistán y ha remarcado su compromiso de seguir luchando contra el terrorismo, “cuyas raíces aún no han desaparecido”, y de trabajar por la paz y la estabilidad del país, si bien ha pedido que continúe la colaboración de la comunidad internacional. Pero España, en Badghis, ya puede decir “misión cumplida”.

 

Visto en El País

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Buenas noticias relacionadas