Mundo

España: se valida el matrimonio de las religiones sin acuerdos con el Estado

 

Hasta el pasado viernes las religiones que, aunque con notorio arraigo, no tenían acuerdos firmados con el Estado tenían que casarse por lo civil para poder validar su matrimonio en España.

 

Buendiario-matrimonio-budista

Celebración de matrimonio budista

 

En España las confesiones con notorio arraigo, pero sin acuerdos firmados con el Estado, tenían que casarse por lo civil para que su matrimonio fuese valido. Las confesiones religiosas que se veían afectadas por esta ley eran la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días (Los mormones) que son más de 51.000 en España, La Iglesia Ortodoxa que suman un millón y medio de personas, los Testigos de Jehová -113.000- y los budistas que son decenas de miles.

A partir del pasado viernes, según el proyecto de Ley de Jurisdicción Voluntaria aprobado por el consejo de ministros, esto deja de ser así. No solo los católicos, judíos, musulmanes y evangélicos, que son los que tienen el acuerdo firmado por el Estado, puedan celebrar ritos matrimoniales propios de la religión que profesan. La modificación del artículo 60 del Código Civil incluye el siguiente párrafo: “Se reconocen efectos civiles al matrimonio celebrado en la forma religiosa prevista por las iglesias, confesiones, comunidades religiosas o federaciones de las mismas que, inscritas en el Registro de Entidades Religiosas, hayan obtenido el reconocimiento de notorio arraigo en España”.

Noticia relacionada: Nueva Zelanda aprueba matrimonio igualitario

Según explicó el director general de Cooperación Jurídica Internacional y Relaciones con las Confesiones, Ángel Llorente Fernández de la Reguera, una vez que están acreditados los requisitos de capacidad -cónyuges mayores de edad, no casados previamente, ningún impedimento desde el punto de vista del Derecho Civil-, se envía el expediente previo de capacidad matrimonial al representante religioso que corresponda y el ministro de culto puede celebrar la ceremonia con arreglo a su rito y con dos testigos. Después, envían un certificado al registro civil y se inscribe. Hasta ahora esto solo era posible para las confesiones religiosas que, además de notorio arraigo, tenían firmados Acuerdos con el Estado como la religión católica, judía, musulmana y evangélica.

Noticias relacionada:Inglaterra: Primer matrimonio gay entre musulmanas

Según el Gobierno, se trata de una modificación que “obedece al pluralismo religioso existente en la sociedad española”. Ahora todos las personas que decidan unirse en matrimonio en España, aunque aún siendo confesiones de arraigo, no tengan acuerdos con el Estado pueden casarse mediante el rito de casamiento propio de su religión y no mediante lo civil para ser un matrimonio válido en España.

 

Visto en: ABC

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Buenas noticias relacionadas