Mundo

España prohibe usar mercurio y cadmio en baterías

La normativa prohíbe el uso de mercurio y cadmio por encima de determinadas cantidades mínimas en pilas y acumuladores destinados a aplicaciones específicas.

 

BUENDIARIO-Espana-prohibe-utilizar-mercurio-cadmio-en-las-pilas-baterias

 

El Consejo de Ministros ha aprobado la modificación del Real Decreto de pilas y acumuladores de modo que restringe la utilización de sustancias peligrosas y contaminantes. En concreto, a propuesta del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, se prohíbe el contenido de mercurio en las pilas de botón y se limita el cadmio en las pilas y los acumuladores portátiles.

El objetivo es “eliminar riesgos para la salud”, puesto que ya existen sustitutos en el mercado. El Real Decreto amplía el conjunto de objetivos de recogida de estos residuos para su tratamiento y reciclaje e incorpora al derecho español la Directiva europea para restringir la utilización de sustancias peligrosas y contaminantes en las pilas y baterías.

La normativa prohíbe el uso de mercurio y cadmio por encima de determinadas cantidades mínimas en pilas y acumuladores destinados a aplicaciones específicas. A partir del próximo 1 de octubre se prohíbe el mercurio (más de 0,0005% de mercurio en peso) en todas las pilas que se utilizan normalmente en relojes o controles remoto. También quedará prohibido desde el 31 de diciembre de 2016 el cadmio en cantidades superiores al 0,002% del peso en las pilas y acumuladores portátiles destinados a herramientas eléctricas inalámbricas, tales como las taladradoras o sierras eléctricas.

También se introduce un mayor control de la venta por Internet de pilas, acumuladores y baterías. La razón de estas prohibiciones es la necesidad de eliminar riesgos para la salud, ya que la Comisión Europea ha llegado a la conclusión de que ya existen sustitutos en el mercado que pueden hacer las mismas funciones, como son las tecnologías de pilas de níquel-hidruro metálico, los iones de litio o las pilas botón sin mercurio.

Por otra parte, es obligatorio que los residuos de pilas y acumuladores sean depositados separadamente de otros residuos en puntos específicos de recogida. Se amplía también el conjunto de objetivos de recogida de estos residuos para su tratamiento y reciclaje final. Con ello se continuará avanzando en los esfuerzos que los sectores de la fabricación, la distribución y la gestión, así como los ciudadanos, han hecho hasta el momento, de manera que se continúen cumpliendo los objetivos comunitarios de este flujo de residuos y se sigan incrementando las tasas de recogida al ritmo que lo han ido haciendo hasta el momento.

Finalmente, el nuevo Real Decreto aborda algunas actualizaciones y adaptaciones a la Ley de Residuos y Suelos Contaminados, para adaptar el régimen de las autorizaciones, comunicaciones e inscripciones en el Registro a las previsiones de simplificación y reducción de cargas administrativas previstas en la Ley.

Visto en Ecoportal

Agradecemos a Perla Wior por enviarnos esta noticia.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Buenas noticias relacionadas