Mundo

España lanza método educativo sin horarios ni exámenes

Centros públicos y privados del país ibérico iniciaron una revolución pedagógica con nuevos métodos, que cambian la rigidez y el orden por la flexibilidad y la innovación.

 

Buendiario-espana-educacion-sadako

 

Dicen que es el primer paso hacia una transformación más profunda, una verdadera adaptación de la educación a los jóvenes, que tienen inquietudes completamente nuevas y modos muy diversos a los de antaño de acceder a la información. El nuevo método cuestiona la idea de que hay “un profesor que dicta la lección y con unos alumnos que van pasando de curso en curso a medida que acumulan información”, indica el pedagogo y sociólogo Jaume Carbonell.

“Vivimos en constante modificación, en una sociedad completamente distinta y esa escuela es ya obsoleta, no sirve”, coincide María Acaso, profesora en la Universidad Complutense y autora del libro REDUvolution. “Son cada vez más los que se dan cuenta de que el modelo actual, especialmente el de la educación secundaria, que es donde se concentra el fracaso escolar, está agotado”, agrega el también sociólogo Xavier Martínez-Celorrio. Por eso, algunos ya han empezado a innovar, a aplicar nuevos métodos.

La escuela que viene será una escuela sin libros, sin materias, sin horarios y sin exámenes. Lo que primará será la evaluación continua. “Es una tendencia claramente en auge”, explica Joan Ramon Borrell, miembro del jurado del Premi Ensenyament del Cercle d’Economia, sobre la nueva educación diruptiva. La nueva propuesta trabaja por proyectos y centros de interés, mediante grupos de alumnos que colaboran entre sí, con dos o tres profesores de distintas materias en cada aula, pero que no dan clases magistrales, sino que acompañan al estudiante mientras trabaja. “Los temas que se tratan en clase surgen a partir de las preguntas de los propios alumnos”, detalla Jordi Musons, director del colegio Sadako de Barcelona, que ha ganado el Premi Ensenyament de este año precisamente por el trabajo de renovación pedagógica que ha desarrollado.

“Catalunya es un territorio rico en innovaciones didácticas”, explica Carbonell, autor del reciente libro Pedagogías del siglo XXI. El modelo precisa de un cambio de mentalidades, y a eso apuntaron los que la practican. “Hay dos agentes fundamentales: el apoyo de las familias de los alumnos y un equipo cohesionado de profesores”, comenta Jordi Musons.

“Yo no creo que este sea un modelo elitista, para los alumnos de profesores muy motivados y muy bien preparados”, reflexiona Martínez-Celorrio. “Es una alternativa que está creciendo en lugares muy diversos y que, como no es un sistema academicista, incluso podría funcionar muy bien en centros educativos de alta complejidad social y económica”, opina este sociólogo especializado en cuestiones educativas.

Visto en El Periódico

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Buenas noticias relacionadas