Buen Samaritano

España: crece la tendencia de “vacaciones solidarias”

Cada vez son más los españoles que optan por dedicar sus vacaciones a ayudar a los más necesitados y con la solidaridad en la maleta viajan hasta los países en desarrollo como voluntarios de distintas ONG.

 

buendiario - Espana crece la tendencia de vacaciones solidarias3

 

Lucila Bergareche trabaja en la ONG SED y este verano viajó hasta la localidad keniana de Barpello para colaborar como voluntaria durante cinco semanas en uno de los proyectos de esta organización. “Es algo que me llena mucho y aprendes de la experiencia“, asegura Bergareche, quien, en concreto, ha ayudado junto a otros tres voluntarios en un colegio al que acuden los niños de esa localidad becados por la organización.

Noticia relacionada: Colectivo andaluz lleva justicia y paz al mundo

En años anteriores, la joven fue voluntaria en Perú, Mozambique y Burkina Faso. “Vas a trabajar, haces muchas cosas pero al mismo tiempo compartes con los demás. Yo necesitaba la experiencia, estaba un poco saturada de Madrid y del terremoto de la vida cotidiana“, afirma. Si bien tiene empleo, dos de los compañeros con los que ha viajado hasta Barpello están en paro, lo que le lleva a considerar que la crisis no ha impedido que aquellos que quieren desempeñar su labor como voluntarios fuera de las fronteras españolas lo hagan. “Ahorras y te quitas de cosas para poder ir“, agrega Bergareche. Y es que a pesar de la crisis económica y de que cada voluntario tiene que costear sus gastos de viaje y manutención, algunas organizaciones aseguran que no ha disminuido la demanda y, en algunos casos, incluso se ha duplicado el número de plazas.

 

buendiario - Espana crece la tendencia de vacaciones solidarias2

Cada vez más gente elige viajar y ayudar

Es el caso de Ayuda en Acción que, según explica la coordinadora del programa “Voluntariado a Terreno”, Eztizen Gregorio, enviará este verano aproximadamente a 110 voluntarios a los más de 70 proyectos que tiene en Bolivia, Ecuador, Perú, Paraguay y Etiopía. “Sorprendentemente no ha afectado de manera negativa como podíamos esperar. Ha habido muchísima gente que se ha interesado por las propuestas que ofrecemos“, constata Gregorio, quien explica que el precio final del viaje depende del país de destino del voluntario.

Noticia relacionada: Cumple 7 años y pide de regalo alimentos para donar

En este sentido, apunta que no es lo mismo, por ejemplo, viajar a Etiopía, donde los billetes de avión pueden costar en torno a los 600 euros que a Ecuador, donde los vuelos cuestan cerca de 1.200 euros. A eso suma la manutención, que oscila entre los 7 y los 25 dólares diarios. Las organizaciones también ofrecen facilidades de pago.

Visto en La Vanguardia

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Buenas noticias relacionadas