Buen Samaritano

Escuela de modas en una favela saca a jóvenes de la droga

La Casa Geração Vidigal, en Río de Janeiro, es una escuela de estilismo fundada y co-dirigida por la francesa Nadine Gonzalez con el fin de transformar a jóvenes sin recursos en auténticos profesionales de la moda, alejándolos de las redes de narcotráfico y violencia.

 

 

En medio de los pudientes barrios cariocas de Leblon y São Conrado está ubicada la favela de Vidigal, que cuenta entre sus logros con haber desterrado al narcotráfico armado a fines de 2011. La pacificación del suburbio atrajo a mucha gente joven, incapaz de costear el aumento de alquileres en la ciudad, sin olvidar las vistas oceánicas con que cuenta el barrio humilde. Aprovechando esta calma y ganas de crecimiento, entre los angostos callejones de la favela abrió sus puertas la Casa Geração Vidigal, una escuela de estilismo fundada y co-dirigida por la francesa Nadine Gonzalez, que ofrece a los jóvenes sin recursos la posibilidad de convertirse en auténticos profesionales de la moda.

Noticia relacionada: Modelos negros logran más presencia en las pasarelas de Brasil

La primera promoción de alumnos, formada principalmente por vecinos de las favelas de Ciudad de Dios, Rocinha y Vidigal, ha servido para mostrarle al mundo hasta qué punto la moda puede desempeñar una labor social. González, asociada en esta aventura con la brasileña Andrea Fasanello, lleva trabajando desde hace ocho años con los estratos más bajos de la sociedad carioca: marginales, prostitutas, presidiarios y vecinos de los barrios más pobres y peligrosos. Los alumnos participaron en 2013 del Rio Fashion Week a través de camisas y remeras con mensajes provocativos, como “Forget Ipanema, Enjoy Vidigal” (Olvídate de Ipanema, disfruta de Vidigal), que buscan honrar la identidad del barrio frente a zonas más aristocráticas de Río.

En Vidigal, la escuela de estilismo de Nadine se une a un nutrido grupo de valientes que han apostado por esta favela como uno de los nuevos polos cool de la ciudad. Aquí funciona desde hace años la escuela de teatro Nos do Morro, de donde salió parte del elenco de la laureada película Ciudad de Dios, y un hotel que organiza fiestas de música electrónica frecuentadas por la flor y nata de la juventud carioca. También abrirá en breve un hotel boutique diseñado por el arquitecto Hélio Pellegrino que promete ser una de las propuestas de alojamiento más exóticas de la ciudad.

Noticia relacionada: jeans contra la celulitis revolucionan la Río Fashion Week

En la Casa Geração Vidigal, Dayane Oliveira, de 22 años y vecina de Ciudad de Dios, dice estar cumpliendo su sueño. Su compañero Jansen Vianna, de la misma edad, emigró desde un pueblo del deprimido noreste brasileño para buscar oportunidades en la ciudad brasileña. Los hermanos Renato y Raphael Ferrer, de 16 y 20 años, también han crecido en Ciudad de Dios, entre el estruendo de los disparos; ahora, se especializan en diseño y tal vez sean los futuros Dolce & Gabbana de Brasil.

El programa de estudios incluye modelado, corte, costura y diseño, entre otras disciplinas. Con la llegada de la segunda camada, Vidigal se asentará como una zona cada vez más próspera, que deja atrás su pasado de violencia y marginación para integrarse a la buena vida. La moda, por esta vez, funciona como motor de inclusión social y no de exclusión.

Visto en El País

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Buenas noticias relacionadas