Opinión

Escritor semanal: Paola Sisterna

buendiario-paola-sisterna

 

Desde el departamento de logística de la Fundación Cartier en París, uno de los referentes más importantes en arte contemporáneo hoy en día, quiero compartir una gran buena noticia. Dicha fundación organiza y alberga en su sede la exposición titulada América Latina (que luego tendrá itinerancia en el Museo Amparo – Puebla, México), que recorre la historia de la fotografía en latinoamérica a partir de los años 60’.

Como argentina, es un gran orgullo estar en presencia de una exposición que comunica y difunde realidades que hemos vivido y algunas que aún vivimos día a día en nuestro continente, con el propósito de que los visitantes europeos y de todo el mundo puedan profundizar estas en temáticas, descubrir nuestros artistas, nuestros símbolos identitarios, las marcas que nos ha dejado los acontecimientos históricos de los últimos 50 años.

La exposición propone un fascinante recorrido por la sinuosa historia a través de la imagen fotográfica en todas sus formas. Once países latinoamericanos dan su presente con la participación de setenta y dos talentosos artistas, entre ellos los argentinos Oscar Bony, Marcelo Brodsky, Graciela Carnevale, León Ferrari, Carlos Ginzburg, Guillermo Iuso, Adriana Lestido, Marlos López, Jorge Macchi, Luis Pazos, Juan Carlos Romero, Graciela Sacco y Facundo de Zuviria.

Su temática se divide en 4 ejes: territorios, ciudades, informar y denunciar y memoria e identidades. En una de la salas, la fundación nos invita a apreciar un documental titulado ‘Revueltas’, que transcurre en la intimidad de los hogares o talleres de gran parte de los artistas presentes en la exposición, en donde manifiestan sus motivaciones, sus historias y demás detalles de la configuración de sus obras. Este documental está disponible online:

Aunque la forma de la exposición no sea política su fondo lo es, ya que podemos observar una constante denuncia de las desigualdades y acontecimientos históricos violentos que han afectado y afectan al continente latinoamericano. La fotografía aparece entonces como un arma de denuncia. Es a través de la denuncia que podemos aspirar a comunicar las desigualdades y los actos injustos con la finalidad de poder reclamar y generar un mundo más justo, un mundo con mayor taza de buenas noticias.

Es por eso que este tipo de emprendimientos es valioso desde el momento en que muestra lo que no queremos que vuelva a suceder. Esta exposición es una noticia positiva porque representa una excelente ocasión para hacer y valorar la memoria. La historia se sana haciendo frente al pasado en pos de un futuro mejor.

Gracias al equipo de Buendiaro por brindarme esta oportunidad y los aplaudo por estar enfocados en la preciada búsqueda de las buenas noticias.

 

Paola Andrea Sisterna Marques

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.