Pura vida

Entierros ecológicos, una forma amigable de partir

En los últimos años surgieron varias empresas que eligieron reemplazar los caros ataúdes de madera – los cuales contienen químicos que dañan al suelo – por cajitas y mortajas más económicos y no contaminantes.

 

Buendiario-ataud-verde-ecologico-entierro-sustentable-2

Un ataúd de madera reciclada de árbol caido

 

Quizás no lo habíamos pensado antes, pero hay alternativas a los pomposos entierros y funerales. Y no es sólo un tema económico: también hay amor por el medioambiente. Y por eso cada vez más personas eligen entierros “verdes”, siguiendo la propuesta de varios emprendedores que ofrecen dichos servicios.

Muchos de los procedimientos más habituales en las ceremonias, como los fluidos para embalsamar o los elementos metálicos de los ataúdes, son contaminantes y tóxicos hacia la tierra. También hay sustancias, como el AstroTurf, que impide que haya polvo en torno al ataúd, y que es sumamente dañino. Las nuevas ofertas no utilizan ninguno de estos productos, y apelan a cajas biodegradables de pino, que se entierran en agujeros sin usar siquiera bóvedas de cemento.

Noticia relacionada: Motoqueros evitan protesta religiosa en un funeral

Una de estas empresas es Green Burial Council, fundada por Joe Sehee, la cual no tiene fines de lucro. Su única finalidad es que cementerios y negocios del rubro cambien su modo de ver al entorno mortuorio. “Hay que cambiar el modelo anticuado y lleno de merchandising”, dice Sehee. “Una nueva generación ve el funeral menos como un negocio y más como una relación con la tierra”. Lo mismo sostiene Billy Campbell, un médico pionero en el rubro de los entierros ecológicos en Carolina del Sur. Empezó con un cementerio de este tipo y ahora son 36 los lugares de entierros amigables con el ecosistema que lleva adelante en todo Estados Unidos.

 

Buendiario-ataud-verde-ecologico-entierro-sustentable-3

Ataúd submarino, poético y amigable con el medio

 

“Si hay un negocio que necesita tener responsabilidad social, es el de la muerte. La industria funeraria debe conectarse con lo que la gente quiere hoy en día”, opina Campbell. “No es sólo que se arruina la tierra, sino que se niega a la muerte. ¿Por qué enterrar a alguien para que parezca que duerme? Tanto producto y químico nos alejan de valores más simples y hermosos”.

Además del gran ahorro en parafernalia funeraria, el entierro ecológico garantiza que todo se descomponga, lo cual es beneficioso para la tierra y asegura que dichas tierras permanezcan salvajes, intactas por grandes corporaciones. Son, de alguna manera, reservas naturales. Y a esto adhiere Luc Nadeau, fundador de la compañía Nature’s Casket (“El ataúd de la Naturaleza”), que usa urnas recicladas a partir de madera descartada de la construcción. El mismo hace las urnas artesanalmente, en su garage, sin cortar un solo árbol. Son sustentables y cuestan 800 dólares, menos de la mitad de lo que sale un producto industrial y contaminante. “Es gratificante y significativo hacer lo que hago, mis clientes me lo agradecen y puedo ayudar a personas en un momento vulnerable”, comenta Luc.

Noticia relacionada: Preserva el cadaver de su hijo para que su nieto lo pueda conocer

Es interesante acercarse a un tema tabú como la muerte, no sólo para naturalizarla sino para verla la faceta amigable con el medioambiente. Y en muchos casos, como en los ataúdes marinos hechos de corales muertos, hasta puede ser una forma poética, integrada a la Naturaleza.

Visto en Inc.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Buenas noticias relacionadas