Animales

Encuentran un dinosaurio con alas de murciélago

Creen que se trata de un “experimento extraño” en la evolución hacia las aves que finalmente fracasó.

 

buendiario-Encuentran-dinosaurio-alas-murcielago

 

Un pequeño dinosaurio con alas membranosas parecidas a las de los murciélagos o las ardillas voladoras que acaba de descubrirse en China da idea de la amplia gama de ensayos evolutivos necesarios para la “puesta a punto” de las alas antes de que las aves surcaran los cielos.

El nuevo ejemplar, que se describe en Nature, tiene una extraña muñeca, diferente a las encontradas hasta ahora en los dinosaurios, con características más parecidas a las de otros animales alados, como murciélagos o las ardillas voladoras. A este dinosaurio recién descubierto, de menos de 400 gramos de peso, un cráneo de unos 4 centímetros de longitud y unas grandes manos, le han llamado Yi Qi, que se pronuncia “i chi” y significa “alas extrañas” en mandarín y es el nombre más corto dado hasta la fecha a un dinosaurio. Al parecer sus extrañas alas le habrían permitido planear en el aire gracias a las membranas, al modo de las ardillas voladoras.

Yi Qi pertenece a un grupo enigmático de pequeños dinosaurios, los escansoriopterígidos, hasta ahora ahora sólo hallados en China. Esta familia de dinosaurios carnívoros (terópodos) manirraptores está estrechamente relacionada con las aves primitivas, como el famoso Archaeopteryx, que tenía características intermedias entre los dinosaurios emplumados y las aves modernas. Pero no había hasta ahora ninguna evidencia de que estos diminutos dinosaurios podían volar o planear. La aparición de este ejemplar que parece tener unas estructuras membranosas apunta en esa dirección y complica aún más el ya enrevesado árbol evolutivo de las aves.

Noticia relacionada: Patagonia: hallan al dinosaurio más grande del mundo

Y es que “Alas extrañas” tiene unos elementos en su esqueleto hasta ahora nunca vistos, que podían servir para el vuelo. Aunque primero descartaron que pudiera volar, luego se dieron cuenta de otra característica inusual, un largo hueso en forma de varilla que se extiende desde cada muñeca, y que podía significar un tipo completamente diferente de ala de las encontradas en los dinosaurios hasta ahora.

Murciélagos y ardillas voladoras tienen varillas similares de hueso o cartílago asociado con un par de articulaciones de las extremidades. La función de estas estructuras es siempre la misma: servir de soporte a una membrana aerodinámica. Y el fósil de “Alas extrañas” efectivamente conservaba restos de tejido membranoso alrededor de las muñecas, aunque carece de las articulaciones en las extremidades. Sin embargo, la forma y el tamaño de estas estructuras membranosas no se ha podido determinar.

Aunque este tipo de estructuras para el vuelo ha evolucionado en otros grupos, nunca se había encontrado en aves o dinosaurios. Por eso, los investigadores especulan que Yi Qi puede representar un experimento evolutivo extraño que finalmente fracasó. “No sabemos si Yi Qi volaba, planeaba o ambas cosas, pero parece un tipo de ala que es única en la transición de los dinosaurios a las aves”, destaca Xu Xing, del Instituto de Paleontología de Vertebrados y Paleoantropología de Pekín.

En cualquier caso, parece que Yi Qi no podría haber sido un campeón del vuelo. Incluso si tenía alguna posibilidad de volar, y no sólo de planear, podría haberse limitado a cortos vuelos entre los árboles, o desde lugares elevados sobre el suelo. Pese a todo, Yi Qi, que vivió en el Jurásico, fue un pionero en la evolución del vuelo en la línea evolutiva de las aves. Pero a la vez “nos recuerda que los inicios del vuelo estuvieron llenos de innovaciones, y que no todas sobrevivieron”, destacan los investigadores.

Visto en ABC

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Buenas noticias relacionadas