Acción / Reacción

Encuentran la razón molecular del ‘jet lag’

Científicos creen haber descubierto la razón por la que nos cuesta adaptarnos al viajar por diferentes zonas horarias.

Buendiario - Encuentran la razón del jet lag interna

 

Noticia relacionada: Cantar puede reducir los ronquidos

Investigadores de la Universidad de Oxford han descubierto las razones moleculares que impiden a nuestro reloj interno ‘reiniciarse’, generando el denominado jet lag o descompensación horaria. Se espera que estos hallazgos fomenten el el desarrollo de nuevas drogas para el mejoramiento del sueño de los viajeros frecuentes, así como también para el tratamiento de otros trastornos de la salud mental.

El reloj interno es lo que nos pone en sintonía con los patrones del día y la noche. No solo hace que durmamos cuando no hay luz, sino que también regula de alguna manera el hambre, el humor y la presión sanguínea. La luz actúa como un botón que ‘reinicia’ el reloj interno y lo mantiene en hora. Cuando viajamos alrededor del mundo necesitamos cierto tiempo para que nuestro cuerpo se adapte; la fatiga resultante, que puede durar por días, es a lo que llamamos jet lag.

 Noticia relacionada: Artista galés sólo produce su arte cuando duerme

El equipo de investigadores quería entender porqué no nos adaptamos instantáneamente a estos cambios. Se enfocaron entonces en el estudio del ‘reloj principal’ (núcleo supraquiasmático), que reside en el cerebro y mantiene al resto del cuerpo en sintonía. Buscaron secciones del ADN que modifican su actividad dependiendo de los niveles de luz en el ambiente, y encontraron un gran número de genes que – si bien estaban listos para ser activados – se bloqueaban por una proteína llamada SIK1, que actúa como un freno al limitar el efecto de la luz.

Experimentos para reducir la función de la SIK1 demostraron que los ratones (que tienen un reloj biológico muy similar al nuestro) podían ajustar rápidamente sus relojes internos cuando estos se modificaban en hasta 6 horas – el equivalente a un vuelo de Londres a India.

El Profesor Russel comentó: “hemos logrado reducir los niveles en un 50-60%, lo suficiente para generar un efecto muy grande en los pacientes. Observamos que los ratones lograban adelantar sus relojes internos 6 horas en solo un día – lo que antes les requería hasta 6 días para acomodarse“.

Noticia relacionada: Compilado tiernísimo de animales durmiéndose

Explicó que algunos trastornos de la salud mental, incluyendo la esquizofrenia, están ligados también a un reloj interno “fuera de hora”, por lo que estos hallazgos podrían abrir también la investigación en otras áreas.

Estos ‘frenos‘, existen justamente para regular nuestro cuerpo y evitar que el reloj se vuelva errático o que se reinicie con luz artificial o lunar. El Dr. Akhilesh Reddy, especialista en el tema, confía que en que los nuevos fármacos no tardarán en llegar, ya que “es un mercado potencialmente enorme, con mucha gente necesitada de una solución“.

Ya sabíamos algo sobre el “jet lag” y porqué ocurría“, dijo, “esta investigación ahora nos muestra cómo podemos manipular el reloj a nuestro favor, acortando o alargando ciclos naturales del sueño“.

Visto en BBC

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Buenas noticias relacionadas