Mundo

España lanza campaña: “Por un país sin quejas”

La empresa cordobesa de coaching y formación Diamond Building lanzó desde el Sur español y para todo el país una campaña para combatir la queja como modalidad de existencia. ¿El desafío? Pasar 21 días seguidos sin quejarse, como punto de partida.

 

Buendiario-espana-pais-sin-quejas-pulsera-naranja-2

Gente de todo España se suma a la causa.

 

“Por un país sin quejas”, así de sencillo. Lo que la iniciativa se propuso como objetivo es lograr, en primera instancia, que un millón de españoles abandonen la queja sistemática y el victimismo sin ofrecer opciones alternativas. Desde la ciudad andaluza de Córdoba, la propuesta pronto ha comenzado a prender en un país que atraviesa un período transicional, que busca volver a ponerse de pie y prosperar.

Noticia relacionada: Banco ético español crece un 38 por ciento y ya supera 150.000 clientes

La empresa de coaching y formación Diamond Building empezó por invitar a un millón de voluntarios de todo el territorio a estar durante 21 días – el tiempo que tarda el cerebro en registrar una acción como hábito – sin quejarse, y a actuar para cambiar las situaciones que motivan sus protestas. Vale aclarar que por “queja” se entiende una “descripción de una situación sin añadir ninguna propuesta a cambio, ninguna alternativa que solucione ese punto de conflicto”, explica la compañía en un comunicado.

 

Buendiario-espana-pais-sin-quejas-pulsera-naranja-3

¡Pare de quejarse, haga algo!

 

La campaña se basa en el poder transformador que tiene el lenguaje en el ser humano, una capacidad que le es única y que permite crear el mundo a partir de las palabras que se utilizan. “Utilizar la queja permanentemente para describir la actual coyuntura sólo lleva a agravar la situación, porque el ser humano tiene el poder de hacer más grande aquello en lo que enfoca su atención y también su conversación”, alegan los expertos, atinadamente.

Como símbolo de la campaña, se ofrece a cada voluntario una pulsera naranja, un elemento que sirve como toma de conciencia y recuerdo permanente del compromiso adquirido al tomar parte de la iniciativa. Un millón de personas es solo el comienzo; si el experimento resulta fructífero, se apuntará a una escala aún mayor y, quien sabe, quizás algún día España vuelva por la senda de los logros y el trabajo humilde y silencioso, donde las energías están destinadas a mejorar el modo de vivir y no en quejarse de lo que no se aprecia.

Noticia relacionada: España creó comisión contra la impunidad del franquismo

Para conseguir la pulsera hay que registrarse gratuitamente en la página web y la empresa se encargará de que los interesados la reciban en su domicilio, sin un objetivo comercial, sino social: que la sociedad española entienda que la queja no lleva a ninguna parte. Quienes habiten suelo español también pueden llamar a Pepe Cabello (6618436844) o a José Carlos León (626400421). ¡Se puede!

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Buenas noticias relacionadas