Pura vida

Empresa elige limpiar desastre radioactivo en Fukushima

Kurion, una empresa de capitales californiana, se metió de lleno en el mundo de los desastres ecológicos con una finalidad: ayudar a resolver la catástrofe que en 2011 impactó al mundo. ¡Los apoyamos!

 

Buendiario-fukushima-reactor-limpieza-kurion-2

Trabajo de limpieza incesante.

 

Fukushima, la planta nuclear japonesa que entró en conflicto luego del tsunami del 2011, tiene un nuevo aliado. El lugar donde el caos nuclear estuvo a punto de ocurrir está siendo limpiado a gran velocidad, a tal punto que cada dos días se llenan tanques con mil toneladas de agua contaminada para intentar purificar de una vez por todas la zona del reactor nuclear. Los esfuerzos por evitar que el agua externa se contamine han implicado la creación de un muro subterráneo de hielo; el objetivo final: devolver al final agua limpia al océano.

¿Y quién está detrás de todo esto? Una startup norteamericana llamada Kurion, fundada en 2008, que ya antes se encargó de limpiar el desastre nuclear que se produjo en Washington, en la planta Hanford del Departamento de Energía norteamericano. Ni bien estalló el conflicto en Fukushima, y mientras aún se intentaba calmar a los reactores com agua marina, Kurion llegó, construyó un sistema externo y removió el elemento radioactivo más peligroso (el Cesio) para que pudiera sacarse agua de los reactores y luego ser reutilizada.

 

Buendiario-fukushima-reactor-limpieza-kurion-3

Removiendo resabios tóxicos para limpiar las aguas.

 

Gracias a esa intervención, 50 millones de galones de agua marina han sido salvados de la radiación. Esta semana, Kurion está enviando un nuevo sistema a Fukushima, uno que tiene la función de quitar resabios radioactivos sólidos. A fines de este mes, la empresa planea entregar una propuesta al gobierno japonés para enfrentar a una de las últimas amenazas: el Tritio, una forma radioactiva de la misma molécula de agua, lo cual dificulta la limpieza del líquido.

Bill Gallo, CEO de Kurion, reafirma el compromiso con Japón y su central nuclear dañada. Su empresa es la única del mundo que ha encontrado la forma de separar el tritio del agua, salvándola. Superada esta etapa, Kurion está desarrollando un sistema modular que vitrifica los demás restos contaminados, lo cual implica convertir el agua en vidrio estable que puede durar así, sin riesgo, decenas de miles de años. Kurion planea hacerlo y a un costo realmente bajo, lo cual es beneficioso para Japón a su vez.

La limpieza total de Fukushima llevará décadas, pero es bueno saber que hay empresas que pueden ayudar a los países a superar desastres nucleares, por el bien de la población, del ecosistema y de los mares, parte crucial de nuestro planeta.

Visto en Fast Co.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Buenas noticias relacionadas