Animales

¡El vuelo de un pelícano, desde sus propios ojos!

Big Bird es un pelícano blanco que se perdió de su bandada luego de una tormenta en Tanzania. Herido e incapaz de alimentarse solo, fue rescatado por expertos del Campamento Greystoke Mahale. Ahora, sano y salvo nuevamente, nos regala un instante de su maravilloso vuelo, como si nos eleváramos con él.

 

 

Hermoso ave, el pelícano. Agraciada. Big Bird, un majestuoso pelícano blanco, fue duramente golpeado por una tormenta en el Lago Tanganica, en Tanzania. Por suerte, fue rescatado y alimentado por conservacionistas, y pronto aprendió a volar nuevamente, a alimentarse por su cuenta y a ser libre.

Noticia relacionada: Cuervo resuelve un complejo juego de ingenio

En el momento de sufrir las heridas, Big Bird tenía unos tres meses. Los pelícanos no hunden la cabeza buscando peces, sino que entre varios los acorralan, cooperando. No podía hacer esto solo, así que sus rescatistas decidieron alimentarlo para que sobreviviera, con permiso de la autoridad del campamento cercano.

 

Buendiario-pelicano-blanco-vuelo-tanzania

 

Noticia relacionada: Revelan que cacatúas y monos tienen ritmo y pueden bailar

Luego de un par de semanas de cuidados intensivos, Big Bird volvió a volar. Le costó, tambaleó, dudó. “Corríamos detrás de él, agitando nuestros brazos como alas, simulando el vuelo. Hasta que un día, él nos mostró cómo se hace”, contó uno de los hombres del Campamento Greystoke Mahale. Así, el pelícano recuperó su esencia y volvió a la Naturaleza, no sin antes dejarnos una muestra de lo que se siente volar. ¡Disfruten!

Visto en Sploid

Agradecemos a Sebastián Goldberg por enviarnos esta noticia.

One thought on “¡El vuelo de un pelícano, desde sus propios ojos!”

  1. Anónimo dice:

    Que belleza y que hermoso trabajo realizado por el ser humano.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Buenas noticias relacionadas