Entretenimiento

El streaming puede salvar a la industria musical

Los servicios de retransmisión en internet -streaming- han revertido la fortuna de la industria musical en Suecia y en la actualidad generan más ganancias que las descargas o CDs. Pero, ¿se puede replicar este modelo a nivel mundial?

 

buendiario - spotify streaming Suecia

 

El teclista y respetado letrista Felix Persson está sentado en una silla con cojines rojos en un café de Estocolmo. Persson es un firme defensor del dramático crecimiento de la retransmisión en la web de música en Suecia.

“Por el precio de un álbum uno puede escuchar cuanto quiera cada mes. Es democrático, pues le ha pasado el poder que ante tenían las estaciones de radio y las disqueras a los artistas mismos, que pueden lanzar la música que quieran en los sitios de streaming y ganar dinero con ello”, dice el músico sueco.

Alrededor del 91% de los ingresos digitales en Suecia hoy en día proviene de los sitios de streaming, mientras que a nivel mundial es sólo el 13%. Estos servicios fueron la razón principal de un aumento del 13,8% en el mercado de la música sueca el año pasado, lo que marcó el retorno a un nivel que no había sido alcanzado desde 2005, según el órgano de la industria, el IFPI.

Es una cifra con la que la mayoría de los países sólo pueden soñar: las entradas globales apenas alcanzaron un 0,2% y ese fue el primer alza desde 1999. El incremento también representa un giro radical para una nación que solía tener uno de los más altos índices de descargas ilegales del mundo y era la base del conocido sitio de intercambio de archivos The Pirate Bay.

“Eramos los peores de la clase”, dice Per Sundin, el director general de Universal Music en Suecia.”En las reuniones internacionales, la gente me miraba pésimo, dado que yo representaba a Suecia, el lugar en el que la piratería había destruido el negocio para todos”.

Hoy en día, le piden que dé conferencias en todas partes del mundo sobre cómo las retransmisiones en la web han transformado a la industria musical en su país. “Estoy 100% seguro de que éste es el futuro. Los servicios de streaming serán el próximo paso en el consumo de música a nivel global”, dice el hombre de la discográfica.

Hasta el momento, el sitio más exitoso de retransmisiones en Suecia es Spotify, una compañía sueca que fue lanzada en 2008, un año antes de que las nuevas leyes para combatir descargas ilegales fueron introducidas. Más de la tercera parte de la población del país está registrada en ese sitio.

“Spotify empezó realmente para combatir la piratería online, así que yo no diría que creamos una conducta que no existía sino que la transferimos a un medio legal”, explica el director de la compañía, Gustav Soderstrom.

“Uno podía tener música gratis pero toda la música tenía licencia y era mejor que las redes piratas pues uno no tenía que esperar toda la vida para descargarla antes de poderla escuchar”.

Soderstrom piensa que las razones del éxito del sitio incluyen el acceso a uno de los servicios de banda ancha más rápidos de Europa a un precio módico. A nivel mundial, Spotify tiene más de 24 millones de usuarios activos en 25 países.

La suscripción a Spotify cuesta unos US$15 en Suecia y US$10 en EE.UU. Entre más veces se hace clic en una canción o tema, más recauda para el dueño de los derechos de autor, que puede ser una compañía disquera, el artista o el compositor. Se ha convertido en la principal fuente de ganancias para algunos de los artistas más populares del país, como House DJ Avicii.

Visto en BBC

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Buenas noticias relacionadas