¡WOW!

El secreto de la longevidad en la sangre de una mujer

Una mujer de 115 años donó su cuerpo a la ciencia, y su genoma reveló cosas extraordinarias.

buendiario-sangre-de-115-anos-secretosbuendiario-sangre-de-115-anos-secretos

La sangre no puede mentir. Y en este caso en particular, la sangre está por primera vez contando una historia.

Nacida en 1890, Hendrikje van Andel-Schipper fue alguna vez la mujer más vieja del mundo. Hoy, años después de su muerte, su sangre está bajo el microscopio. Y nos está diciendo mucho sobre nuestra propia mortalidad.

En un estudio publicado en el journal científico Genome Research, científicos holandeses llevaron a cabo un profundo análisis de la sangre y los tejidos de Andel-Schipper, y descubrieron que la vida humana tiene fecha de vencimiento. La fecha está dada por la habilidad de nuestras células de dividirse.

Noticia relacionada: Estudio: la esperanza de vida en 2050 será de 89 años

Y esa capacidad es limitada.

Una vez que una célula madre llega a su punto máximo, ya no puede seguir reponiendo tejidos.

Según el estudio, Andel-Schipper tenía solamente dos células madres alimentando dos tercios de sus glóbulos blancos al momento de su muerte. Casi el 100% de las células madres con las que había comenzado su vida ya habían desaparecido.

“¿Hay un límite al número de divisiones celulares, y eso implica que hay un límite a la vida humana?” se pregunta Henne Holstage de la VU University Medical Center, en Amsterdam. “¿O acaso uno puede evitar eso reponiéndose con células guardadas previamente?”

Noticia relacionada: Conocé a la asombrosa abuela atleta de 94 años

El caso Andel-Schipper es particularmente único porque aparentemente ella estaba en excelente forma hasta muy cerca de su muerte, en el 2005. Estaba perfectamente lúcida y su sistema circulatorio estaba libre de enfermedades.

Los humanos comienzan su vida con hasta 20.000 células madre hematopoyéticas. Estas células, llamadas así porque alimentan al cuerpo con células sanguíneas frescas, se renuevan a sí mismas entre cada 25 a 50 semanas.

El hecho de que Andel-Schipper hubiese llegado al fin de su vida con solamente 2 de estas células sugiere que la vida tiene un fin necesario. Pero también sugiere que los científicos podrían ahondar sobre maneras de cambiar ese límite.

Noticia relacionada: A los 70 luce de 40 por comer sólo lo que planta

El estudio fue verdaderamente revelador, pero los científicos dicen que necesitarían estudiar más casos para poder avanzar en el tema.

 

 

Visto en The Huffington Post

Agradecemos a Perla Wior por la noticia

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Buenas noticias relacionadas