Mundo

Primer smartphone fabricado en condiciones éticas

En Londres se presentó Fairphone, el primer smartphone “éticamente fabricado”, lo cual quiere decir que responde a las normas del Comercio Justo – beneficio equitativo para productores y consumidores, respeto a los derechos humanos y al ecosistema – y que en las fábricas existen condiciones saludables para los trabajadores.

 

buendiario fairphone nuevo smartphone fabricas cuidado trabajadores y medioambiente iphone samsung van abel 2

El creador Van Abel en Congo, cambiando el paradigma

 

Su creador, el holandés Bas van Abel, afirma que su dispositivo no utiliza piezas fabricas en zonas en guerra, ni acepta prácticas aberrantes en sus fábricas hacia los empleados, modelo que se tomó de la industria “Fair Trade”, cuyo éxito ya se demostró en la producción de café y de banana. Pero el producto no sólo vive de sueños éticos: ya hay más de 15.000 encargos de todo el mundo, de personas ansiosas por apoyar la iniciativa. El aparato cuesta 325 euros.

Noticia relacionada: Furor por un nuevo celular desarmable cuyas partes se pueden reemplazar

“La responsabilidad es enorme”, comentó van Abel en la Feria de Diseño de Londres. “Pero si la apuesta no funciona, devolveré el dinero de las personas que han invertido, una por una”. El teléfono no es muy diferente en diseño a sus competidores, el iPhone o el Samsung Galaxy, pero la clave está en el entorno social en el cual surge el celular y no tanto en su funcionamiento.

 

buendiario fairphone nuevo smartphone fabricas cuidado trabajadores y medioambiente iphone samsung van abel 3

Parecido en diseño, diferente en actitud

 

Fairphone se considera “una empresa social”, que funciona por crowdsourcing. Van Abel, 36, inició el proyecto buscando coltan, un mineral vital para la fabricación de celulares que se extrae principalmente en la República Democrática del Congo; este país vive un mortífero conflicto desde hace décadas debido a ese mineral. Al ver que había otras posibilidades menos conflictivas, como el cobalto, el holandés decidió apuntar a diseñar un smartphone cuya creación respondiera a valores sociales y medioambientales.

Noticia relacionada: Brasil demanda a Samsung por explotación laboral en sus fábricas

Fairphone consume mucho menos energía y es más fácil de reciclar que sus pares. Van Abel eligió a China como base de producción, precisamente para “cambiar el sistema allí donde está peor. No quiero evitar el verdadero problema, quiero solucionarlo”. Grandes empresas como Vodafone y el grupo KPN, de holanda, ya han mostrado interés en el aparato.

“No lo vamos a dar gratis a cambio de difusión, queremos que la gente le de valor”, expresó Tessa Wernink, directora de comunicaciones de Fairphone. “Sé que pueden vernos como un grupo de activistas que denuncian que toda la industria está podrida, pero no somos eso”, argumenta Van Abel. “Queremos ser parte del sistema, queremos cambiarlo desde adentro”.

Noticia relacionada: Escocia fue nombrado país de Comercio Justo

“Las innovaciones producidas por Samsung, Apple y todas las grandes empresas permitieron la existencia de Fairphone”, resaltó el creador. “Pero básicamente ellos están atascados. No es ningún chiste que salga en los diarios que otro trabajador chino que trabaja en sus fábricas se suicidó. El mercado no les da mucho margen de cambio, pero nosotros sí podemos empezar de cero. Queremos cambiar al sistema”, recalcó, esperanzado, el inventor de tan noble producto.

Visto en Rawstory

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Buenas noticias relacionadas